Conecta con nosotros
10 vistas -

los datos duros

La derecha hitleriana

Publicada

en

Atypical Te Ve es un programa conducido por Carlos Alazraki, un propagandista (disfrazado de publicista) cuya ideología racista lo ha impulsado a llamar “bestias”, “estúpidos” y “pendejos” a quienes votaron por el actual presidente López Obrador.

En esta pesadillesca emisión que se transmite por YouTube (y donde cunde el clasismo), el ideólogo de la ultraderecha es acompañado por Javier Lozano, un siniestro personaje que, entre otras cosas, fue acusado por el empresario chino nacionalizado mexicano, Zhenli Ye Gon, de haber recibido en dinero en 2006, para financiar la campaña presidencial de Felipe Calderón.

En muchos de estos programas, Alazraki suele estar acompañado de Beatriz Pagés, una mujer que se presume periodista, pero que, en realidad, es una furibunda priísta que intenta regresar a las viejas glorias del chayote. Por si fuera poco, el funesto cuadro del neoconservadurismo es completado con Teresa Vale, una política frustrada que alguna vez contendió (y perdió) en la elección para la alcaldía Miguel Hidalgo, por Movimiento Ciudadano.

De ahí que no se equivoque López Obrador cuando dice que Alazraki es un “ultraconservador”. Pero no sólo dijo eso el Presidente. Durante su conferencia “Mañanera”, el tabasqueño fue más allá y aseguró que este ideólogo de la ultraderecha es “un hitleriano”. De inmediato, los seguidores del conductor de Atypical Te Ve reaccionaron y dijeron que AMLO era un radical y se equivocaba al acusar a Alazraki de ser un émulo de Hitler.

Pero ¿se excedió el Presidente al comparar al publicista del PRI y del PAN con el Führer? Veamos: Hitler era un tipo racista que, fuera de la llamada raza aria, consideraba a todos los demás “parásitos indeseables”. Alazraki, al igual que aquel lóbrego personaje, ha dicho que quienes reciben becas para el Bienestar son “unos parásitos”. Adolf Hitler se consideraba a sí mismo un pensador profundo y riguroso que, mediante gritos y fórmulas ramplonas, estaba convencido de que había encontrado la clave para comprender un mundo extraordinariamente complejo. Carlos Alazraki, a base de sobajar al pueblo y burlarse de los más necesitados, también considera que pertenece a una raza superior. De hecho, no hay que olvidar que, durante un evento organizado por la comunidad judía, el propagandista Alazraki fue abucheado y, ante su llamado a la superioridad, se le pidió que cerrara la boca.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia