Conecta con nosotros

Agua y Pantano

La Corte contra los feminicidios

Publicada

en

284 Visitas

“El sistema de justicia le está fallando a las mujeres”, dice Fátima Gamboa, de Equis Justicia para las Mujeres.

Irene Tello, directora ejecutiva de Impunidad Cero, sostiene a su vez: “menos del 30 por ciento de los asesinatos de mujeres se investigan como feminicidio” en nuestro país.

Fátima y Gabriela, junto con otras activistas, periodistas, investigadoras, abogados e incluso políticas, participan en un documental que narrará una de las historias “más atroces” de asesinos seriales en México, el caso del Caníbal de Atizapán.

Es la historia de Andrés Mendoza, condenado a prisión vitalicia y quien confesó haber asesinado a 20 mujeres, cuyos cuerpos desmembró y luego enterró en su propio domicilio.

Un hombre de oficio carnicero, que videogrababa sus crímenes y llevaba un registro con las fechas, nombres, edad, dirección y peso de cada parte del cuerpo de sus víctimas.

El feminicida serial fue descubierto y atrapado casi de forma fortuita. La esposa de un comandante de la policía cayó en las garras del peligroso caníbal y éste se abocó personalmente a la investigación de su desaparición hasta encontrar su cuerpo ya mutilado.

Andrés Mendoza, era bien visto por sus vecinos, porque “era atento con las mujeres”, “muy buena gente”, llegó a ser presidente del Consejo de Participación Ciudadana, era amigo de políticos y activista de campañas electorales.

Bajo ese manto protector y el de la impunidad cometió todos sus crímenes. “A las mujeres las veía como animales”, afirma la investigadora Feggy Ostrosky”. Y como sus víctimas eran en su mayoría mujeres y pobres, quién se iba a preocupar por buscarlas. Hasta que pasó lo que pasó, luego de más de dos décadas.

El documental “Caníbal. Indignación total” se podrá ver a partir del 27 de junio por televisión abierta. Fue financiado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que al igual que las mujeres que intervienen en la serie, busca que el fenómeno del feminicidio de visibilice y se deje de investigar los casos de mujeres muertas y desaparecidas “con enorme frivolidad e ineficiencia”, según las palabras del ministro Arturo Saldívar. Que el máximo tribunal del país busque así crear conciencia sobre en un tema por demás vergonzoso, es un buen comienzo para romper el círculo de la impunidad, de la impasividad e indolencia gubernamental ¿No creen?

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia