Connect with us

Hola, que estas buscando?

Desapareció en pleno Centro.

Centro

La arrojaron al Carrizal después de ejecutarla

Irasema trabajaba en un bar. Tenía 21 años de edad. Fue encontrada con un tiro en la nuca.

FÉLIX NOLASCO
GRUPO CANTÓN

VILLAHERMOSA, Tabasco.- Irasema salió del bar donde trabajaba, en el centro de la ciudad, para regresar a su casa, sola, cansada y de madrugada.

A esa hora el servicio de taxis particulares era la única opción de transporte. En el caso de la trabajadora del bar, lo único que puede asegurarse es que no llegó a su casa esa noche. Sus compañeros de labores confirmaron que después de la salida, ya no supieron de ella.

Sobre las avenidas principales rondan constantemente un par de patrullas y camionetas adscriptas a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. También hay cámara de vigilancia.

Pero ni los uniformados ni el centro de vigilancia captaron el momento en que la dama de apenas 21 años de edad desapareció.

De haber sido forzada a subir a un auto por algún desconocido, los agentes de inteligencia habrían reportado el hecho.

E Irasema no era una mujer que pudiera pasar desapercibida. Según la descripción que darían los parientes de la muchacha, esa noche ella iba vestida con una blusa de tirantes color rojo, un short negro y unos botines de color arena.

La Cédula de Persona Desaparecida fue emitida por la Fiscalía General del Estado de Tabasco, pasado el mediodía, cuando la muchacha llevaba más de 16 horas de desaparecida.

SALE A ORILLAS DEL RÍO CARRIZAL

El jueves 13 de mayo, a eso de las 12:55 de la tarde, en la ranchería Corregidora se corrió como reguero de pólvora la noticia de un ahogado.

En minutos el rumo se fue ampliando. En una orilla del río Carrizal, a la altura de la farmacia San Jerónimo Quinta Sección, había surdido el cuerpo de una mujer. A los ojos de los mirones la desconocida era una infortunada ahogada.

A eso de las tres y media de la tarde arribó el comandante Óscar Javier conduciendo una camioneta marca Hilux, color rojo, placas de circulación VM3733-B, acompañado de un asistente.

SE IDENTIFICA A IRASEMA

Su reporte anotó que la mujer desconocida hasta ese momento presentaba un orifico hecho por un proyectil de arma de fuego en la nuca.

El rompecabezas se iba armando: la mujer había sido ejecutada con un tiro de gracia, que daba indicios de ser un ajuste de cuentas o venganza.

La descripción del comandante Óscar Javier agregó otra pieza más al «puzzle»: las ropas de la mujer. La corriente la habría dejado solo con unos tirantes color rojos y a unos metros de donde estaba unos zapatos estilo botines.

Con esta descripción pudieron dar con la identidad de la mujer ejecutada: se trataba de Irasema, que salió de su trabajo en pleno centro de la ciudad y ya no regresó a su casa. Ahora falta dar con el o los asesinos, y el móvil de la ejecución. Sus parientes le darán mientras tanto descanso a su alma.

Te puede interesar

Advertisement