Connect with us

Hola, que estas buscando?

septiembre 21, 2021

El Papa Francisco saluda a Angelo Becciu en un encuentro con los cardenales.

Mundo

Juzgan por corrupción a cardenal, le inician proceso en el Vaticano

Angelo Becciu está acusado de compra fraudulenta de un edificio en 350 millones de euros.

VATICANO.- El cardenal Angelo Becciu, una vez uno de los hombres más poderosos de la Curia, ahora se sienta en el banquillo de los acusados, enfrentando acusaciones de corrupción y malversación de fondos, entre otros.

Becciu es el hombre de más rango enjuiciado en la historia del Vaticano. El histórico proceso empezó este martes 27 de julio en una sala especialmente habilitada del Museo Vaticano, a puerta cerrada y solo con la presencia de algunos periodistas. Además de Becciu, también se acusa a nueve personas más.

El proceso busca esclarecer si los acusados invirtieron de manera fraudulenta unos 350 millones de euros en 2013 en un edificio de Londres con fondos del Óbolo de San Pedro, que guarda donaciones para financiar obras de caridad.

La compra de este edificio, que se dio por un precio superior a su valor habitual, podría entrañar delitos de corrupción, malversación de fondos, blanqueo de dinero, extorsión, fraude y abuso de poder.

El escándalo se destapó en 2019, cuando los medios italianos descubrieron que el Vaticano había suspendido de empleo a varios funcionarios tras detectar “graves indicios de corrupción”.

Becciu era, precisamente, el responsable de las operaciones inmobiliarias en 2013. Posteriormente, dejó el cargo para convertirse en prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, designado por el mismo papa Francisco, quien en 2020 reconoció la corrupción.

‘SOY VÍCTIMA DE UNA MAQUINACIÓN’

“Soy víctima de una maquinación deliberada en mi contra y esperaba desde hace tiempo conocer los cargos que se me imputan y desmentirlos rápidamente y demostrar al mundo mi absoluta inocencia”. Así habló Becciu el 3 de julio, justo después de conocer la fecha del juicio.

Este hombre, uno de los más influyentes en la institución religiosa católica, renunció a sus cargos en septiembre del 2020 a raíz del escándalo, después de que el papa Francisco se lo pidiera. Sin embargo, no deja de ser cardenal, aunque no podrá volver a participar en los cónclaves.

REDACCIÓN
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

 

 

Te puede interesar

Advertisement