Conecta con nosotros

Opinión

Justicia para Ledimil y su hijo

Publicada

en

476 Visitas

En el año 2017, Ledimil Liriano denunció a su pareja sentimental, Jorge Alberto “N”, por intento de asesinato. En la carpeta de investigación CIGEN-76-2017 quedó constancia de la violencia de la que era víctima; en dos ocasiones, él intentó arrebatarle la vida mientras ella tenía a su pequeño hijo en brazos, en su domicilio ubicado en Villahermosa, Tabasco.

En noviembre de 2018, Ledimil fue víctima de feminicidio. El presunto culpable cumplió su amenaza, dejando una estela de tortura a su paso; después de Ledimil, las principales víctimas de este crimen son Leocadia Liriano Bonifacio, madre de Ledimil, originaria de República Dominicana y residente de Costa Rica, y L.A.P.L., su hijo, oriundo de Tabasco, quien entonces tenía cuatro años de edad.

Han sido dos años y medio en que Leocadia se ha apersonado para exigir justicia para su hija y su nieto. Con la Causa Penal número 1019/19 y con otro proceso civil en marcha, está en espera de que el presunto asesino de su hija reciba castigo y su nieto pueda ser separado, de una vez por todas, del seno de la familia y el interior del hogar en donde a su madre le quitaron la vida con extrema crueldad.

El camino ha sido lento y tortuoso. Mediante solicitud hecha al juzgado civil a finales del 2019, Leocadia pudo sostener encuentros con su nieto, mismos que se vieron interrumpidos por restricciones de la pandemia por COVID-19, período en el que sólo pudo verlo a través de videollamadas. A partir de junio de 2021, se instaló en Villahermosa, donde se le permite convivir con él tres días a la semana.

Es inadmisible que las autoridades encargadas de velar por los derechos de las mujeres y las infancias no hayan actuado oportuna y eficazmente para que el pequeño L.A.P.L y Leocadia no fueran revictimizados. Es urgente que se agilicen los trámites para que Leocadia se haga cargo de la guarda y custodia de su nieto, ––ahora de siete años de edad–– y procurar que éste crezca en un ambiente propicio para su desarrollo físico y mental, derecho humano que está plasmado en la Constitución de nuestro país y en diversos Tratados internacionales.

La Red de Colectivas Feministas Tabasqueñas se une a la exigencia de Leocadia. El 26 de mayo realizamos una rueda de prensa para difundir su caso. Al concluir, personal del Tribunal Superior de Justicia de Tabasco la contactó para solicitarle una serie de gestiones tendientes al avance de su causa. Permaneceremos vigilantes.

Nuestra lucha es por la refundación del sistema de justicia patriarcal que nos revictimiza. No te olvidamos, Ledimil, ¡que el mundo sepa que tuvimos una hermana, una más, que nos fue arrebatada! No será el silencio tu legado. Mientras nosotras tengamos voz, sigues siendo nuestro grito. ¡Justicia ya! Si tocan a una, respondemos todas.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia