Conecta con nosotros
141 vistas -

los datos duros

Juan Villoro vs AMLO

Publicada

en

141 Visitas

De buenas a primeras, el escritor Juan Villoro decidió acusar al gobierno del Presidente López Obrador de ser “populista con una bandera de izquierda”. El autor de La noche navegable asegura que los millonarios y el sector empresarial han sido unos de los más beneficiados por el actual gobierno.

Villoro, que gusta de los calificativos sensacionalistas, dice “México aún sigue siendo un país de plutócratas”.

Pero ¿de qué habla Juan Antonio Villoro Ruiz, el escritor que lleva 29 años recibiendo una beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte? ¡Por favor! Villoro, de entrada, siempre ha sido un autor sobrevalorado. Hijo del filósofo barcelonés Luis Villoro, Juan tuvo una juventud mimada, donde pudo rodearse de personajes influyentes, como Alejandro Rossi y Gabriel Zaid. Estas “celebridades” se encargaron de tutelarlo y avalaron en su cruzada literaria. Una cruzada literaria que, hay que decirlo, nunca consiguió despegar.

Al principio, Villoro intentó llenar los zapatos de Carlos Monsiváis, pero sus dotes intelectuales nunca le alcanzaron para hacer una sola crónica decorosa, y tuvo que abandonar la idea. No obstante, la influencia de su padre, siempre, le granjeó puestos importantes en el mundillo intelectual.

Durante el sexenio de López Portillo y el de Miguel de la Madrid, Juan Villoro fue agregado cultural en la Embajada de México en Berlín Oriental. Lo puso ahí Jorge Castañeda y Álvarez de la Rosa, el padre de Jorge, “el Güero”, Castañeda.

El eterno becario del FONCA, el fatuo y engreído profesor de las universidades de Yale, de Boston, Pompeu Fabra, Princeton y Stanford, se ha ido a la yugular de la Cuarta Transformación y sostiene que, en diferentes partes de México, impera el narcotráfico.

¿Desde qué apartada lejanía estará observando Villoro a este país? ¿Será que tanta cercanía a Enrique Krauze ha terminado por dañar sus relaciones con la realidad? ¿O será, como dicen algunos escritores que han tratado con este autor, que “Villoro siempre ha sido un eterno efebo que ha prolongado su inmadurez (literaria) hasta el infinito”?

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia