Connect with us

Hola, que estas buscando?

septiembre 18, 2021

En este lugar junto al tinaco, el muchacho señala que ahí cayó convulsionando debido a un problema que le quedó después de una cirugía.

Centro

José Ignacio, héroe que arriesgó su vida por la de su familia

El joven de 18 años no puede caer en estrés, sin embargo, ante la emergencia ayudó con todo a sus padres a resguardar las cosas, pero desafortunadamente convulsionó.

CENTRO, TABASCO.- José Ignacio Chávez Pulido se ha convertido en todo un héroe del fraccionamiento Río Viejo, pues pese a su condición (de trasplan­te de hígado), ayudó a sus padres a subir las cosas cuando el agua le entró de repente en su domicilio, a pesar de saber que el estrés a él le hace mal, ya que eso lo hace con­vulsionar.

Para los vecinos y su madre Dia­na Guadalupe Pulido Sarracino, él es un héroe, pues ayudó a levantar lo que pudieron hasta que lamen­tablemente cayó y convulsionó.

 

MANOS A LA OBRA

Relata su madre que como él es un joven ya de 18 años, estaba muy pesado para ellos, por lo que tuvo que ser auxiliada por algunos vecinos, quienes en sus apuros de subir también sus co­sas, le ayudaron a salvar la vida de su hijo.

José Ignacio nos platica que a pesar de saber que el entrar en es­trés le hace mal, no pensó en nada de eso y se metió de lleno a ayudar a sus padres, sin embargo, dice que hizo hasta donde pudo, pues cayó y comenzó a convulsionar.

 

A lado de su madre, el joven clama por ayuda, ya que dice que toma un medicamento que cuesta tres mil 500 pesos y tiene que comprarlo.

 

ESTÁ ENFERMO

“La verdad este problema me quedó debido a que cuando me trasplantaron el hígado me dio un infarto cerebral, dejándome este tipo de secuelas, pero la ver­dad es que en esos momentos de angustia no me importó mi vida, sino ayudar a las personas que han dado todo por mí para poder estar donde estoy, porque si no fuera por ellos, no estaría aquí”.

El joven de 18 años de edad, estudia Intervención Educativa, quiere ser maestro como su mamá y clama por ayuda, ya que dice que él tiene que ser atendido en la Ciu­dad de México, pues en la entidad no hay especialista para su hígado y además que el medicamento que él toma cuesta tres mil 500 pesos y eso no se lo subroga el ISSET.

Doña Soyla Morales, vecina de José Ignacio, dijo que el muchacho es un héroe, pues la verdad es que ellos conocen su problema de sa­lud que lo aqueja desde hace nueve años y la verdad que al verlo ayudar a sus padres en esos momentos de angustia, fue un ejemplo para to­dos ellos, sin embargo, al verlo caer convulsionando, les hizo a ellos ayudarlo, no importando dejar a un lado lo que estaban haciendo.

Te puede interesar

Advertisement