Conecta con nosotros
157 vistas -

MAÑANERA …CON LUPA

Jorge Ramos, vulgar provocador

Publicada

en

33 Visitas

Nuevamente y conocidos sus antecedentes de provocador de jefes de Estado de izquierda, Jorge Ramos acudió a la conferencia matutina de AMLO para intentar provocarlo de mala manera en el tema de la inseguridad en el país, específicamente con la cifra de homicidios dolosos durante su administración.

Sin embargo, el presidente refutó uno a uno sus señalamientos poniéndolo en su lugar por la manera en que utilizó las cifras de ese delito y ante la negativa de Ramos de reconocer un 10 por ciento de disminución en homicidios dolosos los últimos cuatro años, fue al fondo del tema: “nuestros adversarios, los que no quieren la transformación, quisieran muertos. O sea, los deseaban en la pandemia y los desean también en seguridad, y desean que le vaya mal al país para que nos vaya mal a nosotros…”

El mensaje que manda AMLO es claro: a nuestros adversarios, partidistas, de los grandes medios y de algún sector de la cúpula empresarial, NO le importan las vidas pérdidas. Sé que por el contrario aplauden cuando estas ocurren por hechos delictivos, los conozco como lo que son, hipócritas y falsarios, ustedes consideran que entre más fallecidos peor me va a mí, creen que de ese modo nos debilitamos para 2024 y así mantienen su esperanza de regresar al poder –les dice entre líneas –

Además, al asegurar durante esa conferencia: “estamos hablando de la delincuencia organizada, pero en México hizo mucho daño y sigue haciendo la delincuencia de cuello blanco, los que se han dedicado a saquear, a robar al país” El segundo mensaje es claro, aunque no lo quieran captar sus detractores: ustedes son tan o más peligrosos los primeros.

El presidente concluye: “¿tú crees que esta gente no está consciente de lo que está sucediendo en el país? Ya esto cambió, Jorge. Antes eran las élites las que influían y decidían, ahora afortunadamente es el pueblo de México”. Así lanza el tercer mensaje: sigan manipulando falsa y perversamente las cifras en mi contra, de cualquier modo, la mayoría NO les cree.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia