Connect with us

Hola, que estas buscando?

agosto 5, 2021

Columnistas

Jesús y las historias

Cualquiera que oyeestas pala­bras mías y las pone en práctica… Mt. 7:24

Un día Jesús salió de una casa has­ta llegar al lago de Galilea, un lago muy hermoso y el lago más famoso de las Escrituras; escenario de di­versos milagros y testigo de las pa­labras del Maestro.

Es en ese lugar donde Jesús se convierte en el narrador de histo­rias, parábolas en un lenguaje más técnico; las parábolas son rela­tos, historias escuetas, claras, sen­cillas, y su finalidad es transmitir una enseñanza del modo más com­prensible y fácil de recordar.

Es así que como asociamos a Moisés con las leyes, a David con los salmos, a Salomón con los prover­bios o a Pablo con las cartas; rela­cionamos a Jesús con las historias.

Muchas de ellas nos esperan para ser leídas hoy; el sembrador, el pas­tor con sus ovejas, las vírgenes, el hijo desobediente y muchas más, que están ahí en los Evangelios pa­ra nosotros, para enseñarnos acer­ca de Dios, de Jesús, del reino, de la humanidad…

Creo que a todos nos gustan las historias, por eso se exhiben pelí­culas, series, novelas, dramas; una gran oferta en las diferentes pla­taformas electrónicas. Muchas de ellas retratan la realidad de hoy; violencia, conflictos, pobreza y muchos temas más.

Por ello debemos darnos la oportunidad de aprender de es­tas historias del Maestro, que nos inspiren, que nos den esperanzas, que nos enseñen a vivir. Le desafío a leer estas historias de Jesús, so­bre todo en medio de esta pande­mia y aprendamos más de Él y de nosotros.

Cuando Jesús llegaba al lago, la gente le seguía y le escuchaba, sa­bía que tenía algo que enseñar, él no era un palabrero común, como abundaban muchos en esa época; Él era el Predicador del reino, Pre­dicador de la esperanza, Maestro de la vida y agente de salvación.

Te puede interesar

Advertisement