Conecta con nosotros

Política de Hoy

Invitas y te vas

Publicada

en

495 Visitas

Joe Biden está a horas de decidir si mantiene la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas de la que EEUU será anfitrión en junio.

México y Bolivia ya adelantaron que no acudirán si no se les invita.

Nuestro país -adelantó el huésped de Palacio Nacional- haría acto de presencia con un segundón: el canciller Marcelo Ebrard.

La razón de que Washington no cuente con aquellos es porque no respetan la democracia ni las libertades de sus pueblos.

Del otro lado, el presidente López Obrador sostiene que no se respeta la soberanía de esas naciones cuando se les deja fuera, y que todas deben asistir.

¿Se viola su soberanía al no invitarlos por faltar a la democracia? ¿Se les juzga?

Por el contrario: ¿Tendrían que ir sin que nadie se ponga a ver cómo son?

¿No se admite entonces el derecho de admisión?

Desde un ángulo diferente: ¿Qué utilidad arrojaría pues la Cumbre sin autocrítica y con participantes sordos?

Hay otros países -Argentina y Honduras- que aunque no han dicho que no irían a Los Ángeles si la Habana, Caracas y Managua se quedan en casa, también han respaldado a AMLO.

El mexicano encabeza el ultimátum a la Casa Blanca, y cree que independientemente de lo que determine el ocupante de la Oficina Oval, éste no se molestará, con lo que no todos están de acuerdo.

Se atiene -Obrador- a una relación de respeto mutuo.

Pero un fracaso de la Cumbre podría ser el principio del derrumbe del intento de Biden de reelegirse -Trump lo zopilotea-, y es acusado de “tibio” por los republicanos por ser tan complaciente con México.

Las presiones sobre él son tremendas.

Quieren que le dé ya un “estate quieto” al tabasqueño.

Si la fiesta de Las Américas se ve mermada, Joe quedará acorralado y para el perro.

Y si invita a los dictadores, tampoco se le va a acabar en la Unión Americana.

¿No los incluirá, y obligará por la fuerza a los disidentes a presentarse al cónclave?

En semejante lío lo metió el paisano…

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia