Conecta con nosotros
134 vistas -

Tabasco

Investigan ‘moches’ y corrupción en el ISSET

En lo que va de la actual administración han investigado unos 25 casos de posible corrupción por “moches”.

Publicada

en

El caso de la maestra María de los Remedios Figueroa, diagnosticada con aneurismas cerebrales, motivó una investigación por un posible acto de corrupción al interior del ISSET, que involucra de forma directa a un médico y a un proveedor.

Se sospecha que el especialista tratante hizo creer a la profesora que necesitaba una prótesis, además de materiales y equipos que no cubre el instituto y que ella necesitaba comprar para que pudieran intervenirla.

Ella acudió con el proveedor que le recomendó su médico y éste le hizo una lista con un monto a pagar por alrededor de 465 mil pesos, que, desde luego, no podía cubrir, más aún porque está pagando un crédito y su sueldo quincenal es de apenas 3 mil pesos.

Luego que Grupo Cantón difundiera su historia y la denuncia de que tampoco le habían extendido una licencia médica, pese que padece fuertes dolores de cabeza, autoridades del ISSET la citaron para revisar lo que había sucedido.

Concluyeron que se trataba de un error, que la maestra María de los Remedios no necesitaba prótesis, ni pagar un solo centavo para ser intervenida quirúrgicamente, pues todo lo que se requiere lo cubre la institución.

Le ofrecieron, entonces, someter su caso al dictamen de un consejo médico para establecer el procedimiento a seguir y programar la operación, en la cual, en todo caso, se necesitarían difusores y una microcirugía. En esa reunión, también le comunicaron que tenía autorizada una licencia de incapacidad por 28 días.

La maestra se dijo satisfecha y agradeció la disposición de las autoridades para revisar su caso y reafirmó que lo sucedido en torno a los pagos que tenía que hacer, le generaron sospechas de que había un intento de hacer negocio con su enfermedad.

El director de Prestaciones Médicas del ISSET, Humberto Azuara Forcelledo, declaró a pregunta expresa que a la institución también le surgieron sospechas y que por ello había decidido iniciar una investigación, que consistirá en citar al médico y al proveedor señalado.

“Y no es la primera que vemos y en el año no es la primera vez que tenemos este tipo de sospechas y siempre estamos con la lupa buscando que esto no se dé”, dijo el funcionario, quien reveló que en lo que va de la actual administración han investigado unos 25 casos de posible corrupción por “moches” o posible cohecho donde están involucrados médicos y proveedores.

“Aparecen detalles, aparecen fenómenos de interacción entre la relación médico paciente que produce esta sensación y bueno hasta ahorita gracias a Dios no hemos encontrado nada, se hacen las investigaciones correspondientes, se investiga y se llega a la consecuencia de investigar las cuentas del médico y saber si ha recibido de los proveedores y hasta ahorita no hemos encontrado nada”, aseguró.

Reveló que recientemente se estuvo indagando lo que sucedía con los especialistas en oftalmología, pues como los lentes intraoculares no están cubiertos por el ISSET por disposición de ley, detectaron anomalías sobre la forma en que éstos enviaban a los pacientes con ciertos proveedores.

“En su momento los oftalmólogos fueron señalados como posibles encubridores de actos de corrupción y al final de cuentas se termina con que no hay tal”, los proveedores “no le están tallando la mano” a los especialistas, indicó.

 

 

DERECHOHABIENTES DESPROTEGIDOS

 

Actualmente una disposición de la Ley Orgánica del ISSET impide cubrir el costo de las prótesis y órtesis, lentes para la corrección de defectos visuales y tratamientos de endodoncia y ortodoncia, así como otras especialidades similares, que son muy demandados por los trabajadores y los derechohabientes.

Se trata del artículo 57, el cual se ha convertido en obstáculo y una limitante legal para que el Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco pueda garantizar el derecho a la salud de decenas de sus afiliados con necesidades de prótesis de cadera, marcapasos y stents, dispositivos que se usan para desobstruir las arterias que llevan la sangre al corazón.

De acuerdo con el doctor Humberto Azuara se buscado la manera de darle la atención a los pacientes que no cuentan con los recursos para acceder a este tipo de aparatos y equipos que pueden costar, en algunos casos, hasta 45 mil pesos por unidad.

Se recurre para ello a la beneficencia pública y recientemente se logró una alianza con un proveedor que entrega este tipo de equipos al precio más bajo del mercado, lo cual es muy benéfico, según dijo.

A la par, los diputados del Congreso del estado recibieron ya una propuesta para que se derogue el artículo 57, pues su contenido es perjudicial tanto para la institución como para los trabajadores y sus familias.

Hoy día, aunque a través del acuerdo con el proveedor, se consiguió que puedan comprarlos a bajo costo, los pacientes deben solicitar préstamos a la institución para poder acceder a una prótesis, a un lente intraocular, un marcapaso o un stent.

Se calcula que unos 180 pacientes al año necesitan prótesis de distintos tipos y no se los pueden ofrecer por la prohibición expresa de la ley, cuando el instituto sí cuenta con los recursos para hacerlo, pues los requerimientos tan solo para cubrir ortopedia no rebasan los 5 millones de pesos anuales.

 

INVESTIGAN CORRUPCIÓN

Involucrados médico y proveedor

Se les citará para que expliquen

Paciente no necesita pagar

Tampoco requiere prótesis

Costo de operación lo asumirá el ISSET

Le autorizaron licencia por 28 días

 

LEY PERJUDICIAL

Artículo 57 de Ley Orgánica

Prohíbe pagar prótesis

Derechohabientes tienen que pagar

La mayoría se endeuda para ello

Congreso recibió propuesta de derogación

ISSET cuenta con fondos para cubrir gastos

En ortopedia serían 5 mdp anuales

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia