Conecta con nosotros
11 vistas -

Tabasco

Inventor sin opciones

A 15 años de su primer invento, ninguna de las innovaciones del reconocido Edén Custodio han sido apoyadas para consolidarlas.

Publicada

en

Ser inventor en un estado con escaso desarrollo industrial, tecnológico y de innovación no asegura ni el éxito ni una vida cómoda. Eso lo sabe muy bien Edén Custodio, físico de profesión y multipremiado por sus proyectos, con las cuales ha buscado aprovechar las energías limpias y proteger el medio ambiente.

Una vez egresó de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) como licenciado en física, decidió que no se iba a dedicar a dar clases, sino a desarrollar tecnología, emprender y un día convertirse en empresario.

A 15 años de haberse dado a conocer con su primer invento, de ganar en más de una ocasión el Premio Estatal de la Juventud, de obtener reconocimientos e incluso ser aceptado como miembro del Sistema Estatal de Investigadores, no ha conseguido que alguna de sus innovaciones despegue.

“He llegado hasta prototipos, ya funcionables, patentados, pero no logramos despegar del diseño innovador a industrialización”, señala. Sostiene que se debe principalmente a que en el estado no existen inversionistas que quieran apostarle a la industria de la manufactura con productos nuevos o inéditos.

“Cuando yo presento estos proyectos, estos productos aquí en el estado no me entienden, porque no estamos acostumbrados y cuando yo salgo hacia el norte, a Guadalajara, Querétaro, allá sí me entienden, pero no se hace la inversión porque soy del sur, siempre con ese estigma”, se queja. –

¿No te ven como un inventor serio, confiable? -No le dan seriedad al tema, por el hecho de que soy tabasqueño, sureño, he tenido pláticas, negociaciones muy fuertes, más con la gente de Monterrey y Jalisco, donde están las industrias más grandes, pero ellos están acostumbrados a hacer negocios con gente del norte y de Estados Unidos.

A nosotros nos catalogan como gente campesina, que produce materia prima. Tenemos que meter pruebas, patentes, documentación, para que vean que sí somos serios. Edén se ha ocupado de cumplir con los requisitos. A la fecha tiene cinco inventos con su patente, todo con base en el esfuerzo personal y de su familia.

Se trata de un horno de doble combustión, una estufa tipo plancha, bolsas térmicas para cocinar con energía solar, una caja de carbón vegetal auto encendible y recientemente una estufa híbrida, que funciona con gas y con leña al mismo tiempo. Hace años Edén logró acuerdos con algunos ayuntamientos para la distribución de sus estufas ecológicas en comunidades, pero después dejaron de apoyarlo. Sorprendido vio como estufas similares eran entregadas y sin que tuvieran la utilidad que sí tiene su diseño. Incomprendido y sin apoyo en su misma tierra.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia