Síguenos

¿Qué estás buscando?

El agua de la Presa Peñitas inundará algunas zonas de Tabasco.

Centro

Inundación inminente por agua de presas

Advierten expertos que existe el riesgo de que se forme un tapón entre el Grijalva y el Carrizal.

Un inminente desbordamiento de los ríos Carrizal y Samaria y con ello inundaciones en comunida­des de Cunduacán, Nacajuca, Jalpa y Centro es lo que se espera con el desfogue de Peñitas, que hasta ayer era de mil 750 metros cúbicos por segundo (mts3/seg)

El experto en hidráulica, Anto­nio Dávila Capiterucho, en entre­vista con Grupo Cantón, dijo que si Malpaso le está metiendo dos mil 450 metros cúbicos por segundo de agua a Peñitas, tienen que desfogar lo más pronto posible esta presa para proteger su nivel de seguridad.

Respecto al sube y baja de desfo­gue que ha tenido la CFE en Peñitas, señaló que “una presa no se opera así; se debe mantener un gasto fijo hasta que se empieza a regular”.

Y es que este viernes el desfogue inició en 800 mts3/seg., luego subió a mil 270, después a mil 742 y hasta las nueve de la noche estaba en mil 750.

“Con esa cantidad de agua se van a desbordar el Samaria, que ya es­tá saturado con el desfogue, y el Ca­rrizal, que está recibiendo al menos 600 metros cúbicos por segundo”, dijo el especialista.

“Ahorita van a tener que aguan­tar Tabasco los incrementos de los ríos y a ver que tanto se desborda, sobre todo más abajo de Indeco, por lo que tienen que abrir la com­puerta del río Medellín para que salga agua hacia ese afluente”.

ALERTA POR TAPÓN EN EL GRIJALVA Y CARRIZAL

Por otra parte, Dávila Capiterucho dijo que ante los altos niveles que presentan los ríos Grijalva y Carri­zal se corre el riesgo que se forme un tapón en la confluencia de am­bos embalses, lo que podría poner en peligro a la población que habita en las riberas de los afluentes.

El ex gerente de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias de la Conagua, consi­deró que las lluvias han provocado que en esta ocasión a diferencia del 2007, Villahermosa se vea amena­zada por dos frentes: el Grijalva y el Carrizal. “En el 2007 Villahermo­sa se inundó por el río Grijalva, pe­ro ahora amenazan los dos ríos que surcan la capital”, expresó.

Te puede interesar

Advertisement