Síguenos

¿Qué estás buscando?

Las estrellas de fierro, resultaron ser efectivas para los delincuentes.

Cunduacán

Inmovilizan a polis con ‘rompe llantas’

Delincuentes que fallaron en su intento por atracar un restaurante, logran escapar gracias al novedoso ‘artilugio’

FRANCISCO TRIANO

GRUPO CANTÓN

Cunduacán.- Un comando de al menos siete hombres armados, que intentó asaltar las instalaciones del restaurante “Las Cecinas”, ubicado sobre la autopista Cunduacán-La Isla, dispersó sobre el camino y el estacionamiento del local, estrellas de fierro, conocidas como “rompe llantas”, logrando inmovilizar las unidades policiacas, evitando ser perseguidos.

Los delincuentes ya tenían sometido a todo el personal del establecimiento y ya iban por el propietario, pero este les gritó  “ahí viene la policía”, por lo que, los hampones huyeron por la parte trasera del restaurante, evitando así algún enfrentamiento con los uniformados.

DE MADRUGADA

De acuerdo a los informes recabados, estos hechos se registraron a eso de las 2:30 horas de la madrugada del domingo, cuando el personal y propietario del citado restaurante, descansaban tranquilamente para iniciar la jornada dominical.

Sin embargo, en forma repentina, llegó hasta ese lugar, al parecer a bordo de dos camionetas, un comando de siete hombres armados, todos vestidos con ropa táctica, y tras meterse a las habitaciones donde descansaba el personal, los sometieron a todos, amarrándolos con los conocidos “cinchos”.

. El personal del restaurante fue sometido por los delincuentes, maniatándolos con ‘cinchos’.

GAS LACRIMÓGENO

Seguidamente, el grupo de sujetos se dirigió a la segunda planta de la casa, donde está la habitación del propietario del negocio y pese a que destruyeron los vidrios de las ventanas para tratar de meterle gas lacrimógeno, este al parecer no les funcionó y el comerciante gastronómico tuvo tiempo para alertar a la policía municipal.

El hombre, que ya ha sufrido otros asaltos, no le quedó más remedio que comenzar a gritar: ¡Ahí viene la policía!: ¡Ahí viene la policía!  Por eso, los delincuentes se amedrentaron y optaron por huir por la parte trasera hasta salir al camino principal de la ranchería Huapacal segunda sección.

En este lugar dejaron a las personas maniatadas los asaltantes.

En su escapatoria, los delincuentes colocaron artefactos con puntas de acero, con la intención de dañar los neumáticos de las patrullas que arribaron al lugar de los hechos y así ganar tiempo, que finalmente les permitió darse a la fuga.

Al final de cuentas, todo quedó en un gran susto, porque los delincuentes resultaron frustrados en sus intenciones de atracar este establecimiento, gracias a que su propietario puedo alertar a la policía de forma oportuna. Los empleados, fueron liberados y al parecer ninguno de ellos resultó lesionado.

 

Te puede interesar

Advertisement