web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Especial / Archivo)

Inicia juicio contra la directora del Colegio Rébsamen

La hoy indiciada es acusa de homicidio culposo y falsificación de documentos, tras la muerte de 26 personas (19 niños y 7 adultos) durante el sismo que impactara a la Ciudad de México el 19 de septiembre de 2017.

El Tribunal de Enjuiciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Ciudad de México llevó a cabo hoy miércoles 12 de agosto la primera audiencia del juicio oral contra Mónica García Villegas, la exdirectora del Colegio Rébsamen.

La diligencia, presidida por tres jueces, tiene como finalidad el desahogo de las pruebas resultantes de los primeros peritajes presentados en las jornadas procesales anteriores.

Francisco Riquelme Gallardo, representante legal del padre de uno de los niños que lamentablemente perdieron la vida, señaló en una entrevista previa para un medio de circulación nacional, que “empezará en un rato más el desahogo de los testigos, tenemos más de 40 órganos de prueba y como 45 documentos relacionados. Hoy es una de varias audiencias”.

García Villegas fue detenida hace poco más de un año y al ser presentada ante el juez de control, este ordenó su prisión preventiva, por lo que estuvo recluida en el penal de Santa Martha Acatitla, donde compartía celda con Rosario Robles Berlanga, hasta que se ordenó su cambio de ubicación como medida precautoria ante la pandemia de coronavirus.

La hoy indiciada es acusa de homicidio culposo y falsificación de documentos, tras la muerte de 26 personas (19 niños y 7 adultos) durante el sismo que impactara a la Ciudad de México el 19 de septiembre de 2017. Se le imputa responsabilidad por la construcción irregular de la escuela en un lugar cuyo uso de suelo permitido era el habitacional. Para poder abrir el colegio, presentó documentos apócrifos.

Hace unos meses la acusada se declaró culpable en medio de una estrategia que buscaba la reducción de la pena que le permitiera buscar un arreglo económico. El abogado Riquelme Gallardo explicaba en su momento que “el proceso abreviado implica ahorrarse el juicio, ahorrarse la necesidad del desahogo de prueba, de tal manera que el inculpado genéricamente reconoce su culpabilidad en el hecho y eso permite, a cambio, una reducción de la pena”. Sin embargo, la solicitud fue refutada por los padres de las víctimas.

El señor Alejandro Jurado, padre de la fallecida Paola, declaró hace algunos meses en ese mismo sentido: “Nosotros no aceptaríamos ninguna clase de negociación, primero porque en todo este tiempo ni siquiera se acercó a darnos el pésame. Si no rayó un auto ni robó una cartera para aceptar una reducción de su condena y la reparación del daño. Mónica es culpable por la cadena de corrupción” .