web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
La pandemia por coronavirus jugó un papel importante en estas cifras.

Ingresos petroleros tuvieron un mínimo aporte en abril

Cifras de la Secretaría de Hacienda señalan que el sector público federal obtuvo ingresos petroleros por 157 mil 659 millones de pesos durante enero-abril de este año, cantidad que representó 8.4% de los ingresos totales federales.

En medio de la meta del gobierno de convertir al petróleo en la palanca de desarrollo del país, los hidrocarburos están dejando la peor proporción de ingresos al Estado cuando menos de los últimos 30 años.

Cifras de la Secretaría de Hacienda señalan que el sector público federal obtuvo ingresos petroleros por 157 mil 659 millones de pesos durante enero-abril de este año, cantidad que representó 8.4% de los ingresos totales federales.

Esta proporción es la más baja desde que Hacienda tiene registros (1990), y supera por mucho el anterior mínimo de estos ingresos que se observó en 2016, que fue 13.4% del total.

Tan sólo en abril, los ingresos por crudo representaron 5.6% de los ingresos totales del sector público, también la menor participación mensual de la historia.

Con esto, durante enero-abril, los ingresos petroleros cayeron 41.9% real respecto al mismo lapso de 2019, y están 47.9% por debajo de la meta programada para los primeros cuatro meses del año.

DESPETROLIZACIÓN

Tonatiuh Vázquez, investigador en Energía y Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó a Excélsior que eventos como el covid-19, que trajo muchos desequilibrios incluidos el del mercado petrolero, son señales que los países no pueden ya depender más de los ingresos petroleros.

“Muchos choques externos, no sólo sanitarios, sino otros como conflictos políticos o desastres naturales son capaces de desestabilizar los precios del petróleo. Por eso, no es buena idea apostar a los ingresos por crudo, porque son volátiles. Habría que preguntarse si es una estrategia adecuada apostar por producir más hidrocarburos y obtener más ingresos de ellos, ante necesidades tan urgentes como apoyar al sector salud y a las personas que están perdiendo su empleo”, expresó Vázquez.

Comentó que las coberturas petroleras para este año, que se estiman en 150 mil millones de pesos, no serán suficientes para cubrir el boquete petrolero, que será de más de 400 mil millones.

Expresó que aun si el gobierno decidiera retomar las licitaciones petroleras para no sólo aumentar la participación de los privados en el sector, sino también incrementar los ingresos petroleros, el impacto sería marginal, porque los privados no tienen el mismo régimen fiscal de Pemex.

En el primer trimestre, con todo y volatilidad, Pemex tuvo utilidades por 30 mil millones de pesos antes de impuestos y pérdidas cambiarias. Pero luego pagó por impuestos el doble, es decir 60 mil millones. Jamás una petrolera privada invertiría en México si tuviera el mismo régimen fiscal de Pemex, así que por más apertura que pueda haber, los privados no incrementarían sustancialmente los ingresos por crudo del gobierno en el muy corto plazo”, dijo Vázquez.

OTRAS FUENTES

Tonatiuh Vázquez expresó que la lección que deja el desplome de los ingresos petroleros es que el gobierno debe aprovechar la coyuntura y buscar otras fuentes para cubrir los gastos del Estado.

“Una reforma fiscal, quizás no tan agresiva para no perjudicar el proceso de recuperación económica, incrementar la recaudación de estados y municipios, y sacar a Pemex del Presupuesto, son ejemplos de medidas que ya se deben ir pensando para que las finanzas públicas no dependan más del petróleo”.

El especialista se mostró a favor de que gradualmente se usen los ingresos petroleros para generar reservas, como se estipuló con el Fondo Mexicano del Petróleo en 2015.

Con información de Excélsior.