web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Indagan muerte de joven que incendió patrulla en manifestaciones en Miami

El FBI publicó una foto en la que se veía al hombre, que en los incidentes registrados el 30 de mayo después de una manifestación en Miami prendió fuego a un vehículo policial.

Un hombre identificado como la persona que quemó un vehículo policial en Miami, durante una protesta por la muerte de George Floyd, murió en el hospital al que fue llevado por la Policía antes de que el FBI diera a conocer públicamente su presunta participación en los incidentes.

Medios locales informaron este domingo que Giovanni Franchesko Fernández, de 38 años, murió en el hospital Mount Sinai de Miami Beach por causas no determinadas.

Según el diario Miami Herald, la oficina del forense del condado de Miami-Dade está investigando la causa de su muerte, que no se ha establecido porque falta todavía hacer algunos estudios.

“Con el fin de ser totalmente transparentes”, el caso va a ser revisado por el Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida, según dijo al diario Ernesto Rodríguez, en nombre de la Policía de Miami Beach.

La muerte de Floyd, al que un policía inmovilizó para detenerle poniéndole la rodilla en el cuello durante más de ocho minutos, ha puesto bajo escrutinio a los cuerpos policiales en EE.UU., además de haber sido la chispa para que estallara un movimiento contra el racismo y la violencia policial que ha traspasado fronteras.

Según la versión policial, el 3 de junio agentes de la Policía de Miami trasladaron a Fernández al hospital en cumplimiento de la Ley Baker, que obliga a los centros médicos a recibir a personas con problemas mentales, después de haberlo visto en la calle “circulando de manera errática” y “hablando cosas sin sentido”.

Estando hospitalizado, el FBI publicó una foto en la que se veía al hombre, que en los incidentes registrados el 30 de mayo después de una manifestación en Miami prendió fuego a un vehículo policial, y ofreció una recompensa de 25 mil dólares a la persona que ayudara a encontrarlo.

Un trabajador del hospital identificó a Fernández como la persona de la fotografía, que era fácilmente reconocible por los tatuajes que tenía en el brazo, y la policía anunció el 9 de junio que había sido localizado y detenido, aunque seguiría hospitalizado.

También indicó que una vez que saliera del hospital iba a enfrentar acusaciones por ataque incendiario e incitación a la violencia, “además de otros cargos federales”, según un comunicado de la policía de Miami.

Con información de  López Dóriga Digital