web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Agencia)

Impresionante explosión mata a 73 en Libano

Autoridades de ese país señalan como la causa la detonación de nitrato de amonio almacenado; “fue un ataque”, señala Trump.

Dos fuertes explosiones sacudie­ron este martes a Beirut, la capi­tal de Líbano, en el oriente medio, causando una enorme devastación en la zona del puerto.

De acuerdo a las autoridades de ese país, al menos dos mil 700 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas desde el 2014 explotaron, sin que hasta el momento se conozcan las causas.

El ministro de Sanidad ase­guró que al menos 73 personas han muerto y más de tres mil 700 han resultado heridas, en­tre estas últimas se encuen­tran la esposa y la hija del primer ministro, Ha­san Diab.

De acuerdo con imágenes toma­das por testigos en sus celula­res y difun­didas por diversas agencias in­ternacionales, se muestra có­mo se produce una primera detonación envuel­ta en fuego, seguida de una segun­da que provoca un hongo blanco y una gran onda expansiva.

Fuentes de seguridad han afir­mado a la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN) que las explosiones han tenido lugar en el área del puerto de Beirut, concretamente en un almacén.

Poco después, el jefe de la Seguridad General, el general Abbas Ibrahim, con­cretó que se trató de la detonación de material altamen­te explosivo, y no de explosivos en sí, confiscado y almacenado des­de hace años en una nave del puerto.

Los medios locales difundieron imágenes de naves arrasadas, edi­ficios y tiendas dañados y personas que yacen en el suelo ensangrenta­das, bajo los escombros.

Las explosiones pudieron escu­charse a decenas de kilómetros de la capital.

La zona del puerto concentra hoteles de lujo, zonas de ocio y edi­ficios de oficinas y tiendas.

El lugar se ha visto repleto de ambulancias, equipos de la defen­sa civil, bomberos y fuerzas de se­guridad.

Asimismo, heridos caminaban por las calles dirigiéndose a los hospitales.

 

FUE UN ATAQUE: TRUMP

Por su parte, el presidente de Es­tados Unidos, Donald Trump, afirmó que la explosión fue en realidad un ataque con algún ti­po de bomba.

“Parece un ataque espantoso”, afirmó en rueda de pren­sa al referirse a la explosión de Beirut.

“Me he reunido con algu­nos de nuestros grandes ge­nerales y ellos parecen sentir que lo fue (un ataque). Esto no fue un suceso tipo una ex­plosión industrial”, indicó.

“Esto parece que fue, según ellos (los generales), lo sabrán mejor que yo, pero parece que piensan que fue un ataque, fue algún tipo de bomba”, añadió.

 

TENSIÓN POLÍTICA

El presidente de Líbano, Mi­chel Aoun, convocó a una re­unión urgente del Consejo Superior de la Defensa mien­tras el primer ministro, Ha­san Diab, ha declarado luto nacional.

Cabe señalar que aunque señalaron al nitrato de amo­nio como la causa de las de­tonaciones, la realidad es que no está todavía clara, y no puede atribuirse a motivacio­nes políticas.

El Líbano se encuentra gol­peado por la peor crisis eco­nómica desde la guerra civil (1975-1990), en bancarrota por la depreciación de su moneda.

 

 

“Parece una bomba nuclear”

Eran una tarde tranquila en la zona del puerto de Beirut, gente entrando y saliendo a edificios pú­blicos, centros comerciales y a los lujosos hoteles.

De repente la calma se vio en­torpecida por un estruendo que se escuchó a varios kilómetros.

“Nos están atacando, es una bomba nuclear”, gritaba la gente que corría para ponerse a salvo.

“Vi una bola de fuego y humo sobre Beirut. La gente gritaba y corría, sangrando. Los balcones fueron arrancados de los edificios. Los cristales de los rascacielos se rompieron y cayeron a la calle”, di­jo un testigo.

En las imágenes puede distin­guirse cómo el impacto de las ex­plosiones hizo añicos ventanas y dañó edificios en un radio de al menos siete kilómetros.

“Lo que estamos presenciando es una gran catástrofe”, dijo el jefe de la Cruz Roja del Líbano, George Kettani.

Aturdidos y llorando, algunos heridos buscaban por las calles a sus familiares.