web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Imponen cuarentena en una región de Mongolia por brote de peste negra

Las pruebas de laboratorio confirmaron que dos personas no identificadas habían contraído la enfermedad en la región de Khovd.

El gobierno de Mongolia ha impuesto cuarentena en una región cercana a la frontera con China, por un brote de la peste negra o peste bubónica, tras identificar dos casos que están relacionados con el consumo de carne de marmota, informaron expertos en salud del país asiático.

El Centro Nacional de Enfermedades Zoonóticas de Mongolia (NCZD) informó el miércoles en un comunicado que las pruebas de laboratorio confirmaron que dos personas no identificadas habían contraído la enfermedad en la región de Khovd.

Los expertos afirman que la plaga medieval continúa vigente en la actualidad por el consumo de carne de marmota.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la peste es una enfermedad infecciosa causada por Yersinia pestis, una bacteria zoonótica que suele encontrarse en pequeños mamíferos y en las pulgas que los parasitan.

La transmisión entre los animales se hace a través de las pulgas. El ser humano puede contaminarse por la picadura de pulgas infectadas, contacto directo con líquidos corporales infectados o materiales contaminados o la inhalación de gotículas respiratorias o pequeñas partículas de pacientes con peste neumónica, según la OMS.

La peste es una enfermedad muy grave para el ser humano, sobre todo en sus formas septicémica (infección sistémica causada por la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo) y neumónica, señala el organismo de salud.

En ausencia de tratamiento, la tasa de letalidad oscila entre el 30 por ciento y el 100 por ciento. La forma neumónica, invariablemente mortal si no se trata pronto, es especialmente contagiosa y puede desencadenar epidemias graves con transmisión de persona a persona a través de gotículas respiratorias suspendidas en el aire, según datos de la OMS.

A lo largo de la historia, la peste ha provocado grandes pandemias con una elevada mortalidad. En el siglo XIV se la conoció como ‘peste negra o bubónica’, y provocó la muerte de unos 50 millones de personas en Europa.

De acuerdo con información de la OMS, hoy en día la peste puede tratarse fácilmente con antibióticos y la aplicación de las precauciones habituales para evitar la infección. Entre 2010 y 2015 se notificaron 3 mil 248 casos en el mundo, 584 de ellos mortales.

Con información de      El Financiero