web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Agencia)

Ideas para que los niños coman verduras

SABEMOS QUE CONSEGUIR QUE TUS HIJOS CONSUMAN VEGETALES, NO ES TAREA FÁCIL.

Llega la hora de comer y empieza la pesadilla. ¡Tus hijos no quieren comer de manera saludable! y esta es una realidad que se repite en todas la familias: todos queremos encontrar la manera de conseguir que los niños coman verduras. Es difícil enseñarles, e incluso, una vez que has conseguido, por ejemplo, que coman brócoli, puede ser que un día repentinamente decidan que el brócoli no les gusta y de ese modo, todo tu arduo trabajo no habrá servido para nada.

Bueno, no sufras más, porque no todo está perdido. Si puedes lograr que a tus hijos les guste (o al menos acepten) un vegetal en algún momento, regresarán a él en el futuro (quizás dentro de mucho tiempo, pero, aun así, vale la pena). Sin embargo, la clave para superar este delicado problema tan conocido por todos y conseguir que los más quisquillosos con la comida en general intenten probar las verduras, está en alentar a los niños a seleccionar entre una amplia variedad, de modo que siempre habrá algunas que puedan llegar a aceptar. Aquí te presentamos algunos tips para conseguirlo.

 

PONLES NOMBRES DIVERTIDOS

Es puro marketing pero en niños de menos de 6 años parece ser que funciona. Un estudio de la Universidad de Cornell demostró que cambiar el nombre de las verduras, ayuda a que las consuman con más entusiasmo.

 

DIBUJA CON VERDURAS

La comida entra por la vista y para ellos aún más. Por eso, una estrategia muy divertida consiste en decorar el plato hasta reproducir algún animal, árbol, cochecito, etcétera, es cuestión de dejar volar la imaginación.

 

SIRVE RACIONES PEQUEÑAS

Es fácil caer en la rutina en cuanto a tu propia ingesta de verdura. Procura que haya variedad de alimentos en su dieta, un día zanahorias, otro papas y así continuamente, además recuerda darles porciones chicas.

 

SÉ EL EJEMPLO

Lo que tu comes, importa. Lo que tu hijo observe que comes tendrá un impacto en sus propios hábitos, especialmente si estás intentando decirle de otra manera que las verduras pueden ser deliciosas.