Conecta con nosotros

Comalcalco

Iban por ‘El Momo’; masacran a seis en Comalcalco

Un comando armado en tres vehículos atacó un clandestino en la ranchería Miguel Hidalgo primera sección. El jefe de la plaza logró escapar, uno logró sobrevivir.

Publicada

en

4235 Visitas

COMALCALCO.– El intentó de ejecución del jefe de plaza en el municipio, Manuel Olán alias `El Momo´, a manos del grupo criminal que la noche del sábado atacó a balazos un clandestino en la primera sección de la ranchería Miguel Hidalgo, arrojó el saldo de 6 personas muertas y una más lesionada.

`El momo y la denominada La Barredora´, son los grupos generadores de violencia que operan en Comalcalco, Cunduacán y Jalpa de Méndez, quienes minutos antes de la media noche, protagonizaran uno de los escenarios sangrientos durante el inicio de este año, justo en la propiedad de Laura `N´, donde opera un clandestino.

Aún con el hermetismo con el que se manejaron los hechos, se supo que el tiroteo se suscitó en punto de las 23: 50 horas, cuando a la avenida principal del asentamiento, ingresaron tres vehículos con personas armadas y se enfilaron contra el domicilio de Laura `N, donde se presume se encontraba Manuel Olán alias `El Momo´.

Pese a que hubo un intercambio de balas entre ambos grupos criminales, finalmente la propiedad fue allanada por el comando armado que dio muerte a cuatro personas y dejó a tres más gravemente lesionadas, trascendiendo que dos lograron escapar del tiroteo, entre ellas un presunto jefe de mafia.

IDENTIFICAN A VÍCTIMAS

Algunas de las víctimas mortales fueron identificadas como Cesar Hernández Rodríguez de 27 años de edad,Ediel de la Cruz de 22 años de edad y dos más que no habían sido identificadas, mientras que Antonio Jiménez Suárez de 44 años, Marcela Hernández de la Cruz de 28 y Ruben de la Cruz Domínguez, fueron trasladados a un nosocomio, donde minutos más tarde se confirmó el deceso de dos de ellos.

CUELGAN NARCOMANTA

A un par de horas de registrada la masacre y sobre la madrugada del domingo, el mismo grupo criminal colgó una narcomanta sobre la carretera a la ciudad de Tecolutilla, en la cual señalaban que iban por el líder criminal `El Momo, objeto que fue asegurado por las autoridades municipales y estatales que desplegaron un operativo en la zona.

Los cuerpo de las personas que perdieron la vida, entre gente del Momo y clientes que se encontraban en el inmueble, fueron trasladados a la cabecera municipal para dar continuidad a las investigaciones e iniciar la carpeta de investigación correspondiente.

El domicilio donde ocurrió la masacre la noche del sábado, permanece cerrado con una cinta de color rojo.

A un par de horas del ataque, una narcomanta fue colgada en la que amenazan a `El Momo´, quien escapó del tiroteo.

‘Aquí es zona caliente y nadie está seguro’

Unas cintas de color rojo apenas y permiten identificar el lugar dónde ocurrió la masacre. Es una casa, con un pequeño corredor y un gran patio que da a la carretera, como casi todas las casas de la ranchería Miguel Hidalgo.

Prácticamente pegada está otra vivienda, pero ambas están cerradas y nadie se asoma. Lo mismo ocurre en los otros domicilios. Curiosamente, a lado donde se suscitó el ataque vive el delegado, pero no ha sido localizado.

Muy cerca vive don Ramón, tío de una de las víctimas, un joven de apenas 18 años de nombre Ediel. La noche del sábado el muchacho llegó a tomar cervezas a ese sitio, y cerca de las 12 oyeron que se sentó en el corredor de la casa. Era común que llegara borracho y ahí pasara la noche. Pero esta vez oyeron que se quejaba y salieron a verlo. A los 20 minutos murió.

Ni habitantes y autoridades mencionan algo sobre lo sucedido en la noche anterior.

En la ranchería Miguel Hidalgo todo es silencio, hay miedo, porque el grupo que consumó el ataque dejó amenazas. “Aquí es zona caliente, nadie está seguro”, advierten al reportero los lugareños. Nadie dice haber escuchado nada, pero la noticia se esparció rápido y ahora lo que ha quedado es temor y zozobra.

JOSÉ RAÚL REYES / REDACCIÓN
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

 

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia