Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Habitantes salen en lanchas inflables.

Huyen de Gaviotas

El agua no ha bajado desde hace tres días por falla del cárcamo y por las lluvias, tiene temor a inundarse.

Por anegación y miedo a un in­cremento mayor del nivel del agua, familias del sector Valle Verde de la colonia Gaviotas Sur, emprendieron la huida ha­cia zonas secas. Sacaron sillas, sillones, colchón, refrigerado­res, todo cuanto podían.

Tal es el caso de don Julio Montes, una de las 10 mil per­sonas afectadas del sector Valle Verde. Comentó que el agua no ha bajado desde hace tres días por falla del cárcamo y por las constantes lluvias, y tiene te­mor de que el agua incremente con el paso de los días.

“Ya no me voy a esperar más tiempo, no vaya ser que su­ba más el agua. No hay bomba. No están funcionando. Está el cárcamo, pero no sirve. Le fal­ta la bomba. Nunca nos infor­man nada. Nos engañan que van a cambiar las bombas por una más grande, pero no las cam­bian”, expresó.

Por su parte don Dennis Ji­ménez, quien tuvo que salir en short y sandalias para no mojar la ropa que usaría en su trabajo, comentó que en la colonia ayer no llovió tanto como antier, sin embargo, por la falta de ope­ración del cárcamo llevan tres días inundados.

“Desde antier el cárcamo no funciona ni las bombas tampo­co. Porque no ha llovido tanto para que estemos inundados. Aquí tuve que traer mis zapatos, pantalón, para ponérmelo en tierra seca. Ya queremos que cambien los motores pequeños por uno grande”, expresó.

El problema en el sector em­pezó el día jueves cuando se registró 202 milímetros de pre­cipitaciones en un lapso de cua­tro horas. Para ese entonces estuvieron anegadas mil vivien­das, es decir, un aproximado de 4 mil personas. Sin embar­go, ayer se registraron otros 141 milímetros de lluvia y el núme­ro de afectación alcanzó a las 2 mil 500 familias, es decir, 10 mil personas.

La desesperación de los co­lonos al permanecer con el agua en sus casas, los orilló a intentar a poner en operación la bomba emergente instalada por el Ins­tituto de Protección Civil en la zona, sin embargo, por falta de conocimiento de mecánica, no lograron echarla andar. Las ca­lles continuaron por tercer día consecutivo anegadas.