Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Entrevista a David Gustavo Gutiérrez.

Hay que prepararnos, viene lo peor…

No tengo miedo. Sé que algún día tengo que morir, es natural. Me preocupa mi familia. Tengo 17 nietos. No soy muy religioso, pero respeto todas las creencias. Cuando la epidemia pase, vendrá lo peor: los saldos económicos serán terribles, pero saldremos adelante, no tengo duda. Tabasco y Quintana Roo, como el resto del país, tienen muchas fortalezas. Hoy es cosa de guardarnos, de acatar las indicaciones de la autoridad sanitaria.

JMJ: Qué tal David Gustavo, gracias por aceptar esta charla con Grupo CANTÓN -TA­BASCO HOY, QUINTANA ROO HOY, CAMPE­CHE HOY Y BASTA, en la capital del país.

DG: Tabasco HOY es el periódico que leo todos los días por la mañana. Le puedes decir a mi amigo Miguel Cantón.

JMJ: Platícanos ¿Cómo te va la vida en tiem­pos del Coronavirus…?

DG: Pues no creas que muy bien, porque tuvimos que suspender todas nuestras actividades. Suspen­der a todo nuestro personal. Y también con el riesgo personal y de familia: tengo una familia muy hermo­sa pero numerosa. Mis hijos, un yerno y cuatro nue­ras y 17 nietos que no es poca cosa, así que el riesgo además está para todo mundo, sin excepciones: altos, bajos, delgados, gordos, con capacidad económica o sin capacidad económica,.

JMJ: Tu eres un hombre respetado y querido por los tabasqueños y los quintanarroenses y más allá. Un ejemplo de vida por tu tenacidad y visión de los negocios. Pero más, por tu trayectoria per­sonal sin mancha. Por eso te pedimos un mensaje para tu gente, nuestra gente, en estos momentos en que la salud y la vida misma se ve amenazada.

DG: Bueno lo primero, es tomar consciencia del riesgo que estamos viviendo, todos sin excepción. Y entender y aceptar lo que la autoridad de la Secreta­ria de Salud ha estado pregonando. Tenemos que cui­darnos; tenemos que hacer lo que recomiendan, que es muy simple. No es de dejar comer o de beber nada, es simplemente mantener la sana distancia, mante­nerse tranquilos en casa o en algún lugar que cual­quiera pueda tener: un pequeño espacio.

JMJ: A tus 80 años de vida fructífera en la que como político tuviste oportunidad de ser el primer gobernador del Territorio de Quintana Roo y también, profeta en tu tierra, al ser exitoso en los negocios y poder dar ejemplo como empre­sario al dar empleo a muchos paisanos:

¿ Cuál es tu visión en cuanto a la repercusión económica que sin duda estaremos enfrentando?

DG: Bueno, te confieso que esto me tiene preocu­pado. Estoy preocupado porque esto va a tener un alcance tremendo y va a afectar mucho a todas la ac­tividades económicas y productivas, así que hay que prepararse fuera de la pandemia para salir adelante en condiciones económicas bastante difíciles, creo que esto es un llamado a todos de tomar concien­cia, entender que no es un tema fácil, es complicado y que todos debemos entender y aportar lo mejor de nuestra voluntad para salir adelante.

JMJ: Tú eres político o fuiste un político des­tacado, hoy lo eres en los negocios. ¿Cuál es tu visión con respecto a la tragedia económica de Cancún y todo el estado de Quintana Roo que vive esencialmente del turismo?

DG: Bueno, me preguntabas cuál era la expecta­tiva y tú bien lo estás apuntando, Quintana Roo, que ha sido muy exitoso en el desarrollo del turismo, va a pasar momentos muy difíciles, porque no sólo se canceló lo que había ocupando las instalaciones tu­rísticas, sino que además la expectativa del mediano plazo es terrible, muy mala y eso va a pegar mucho.

Tú sabes que una de las características del turis­mo es que tiene un multiplicador de empleo muy alto, el turismo da mucha ocupación, los hoteles re­quieren de mucho personal, camaristas, de personal en los restaurantes, en las cocinas, en todas las áreas administrativas, ocupa la industria turística mucha gente y al dejar de tener ocupación, deja de tener in­gresos, pero las obligaciones subsisten.

Los hoteles se construyen con apalancamientos financieros muy fuertes, consecuentemente su si­tuación con relación a la instituciones de crédito se va a hacer más difícil, pero éstas tendrán que dar fa­cilidades para que, en tiempos adecuados, pueda la industria recuperarse y poner al corriente sus posi­ciones financieras; así que de momento es muy difí­cil por la presencia de la pandemia. Lo que viene va a ser muy fuerte. Muy crítico, más de lo que estamos viviendo. Por eso es que tengo la necesidad de exhor­tar a todos a que tomemos conciencia.

Repito, en lo personal, para sobrevivir no necesi­tamos mucho, pero hay mucha gente que depende también de nosotros y que tenemos mantener y sa­car adelante; pero si todos sumamos las voluntades y sumamos nuestros esfuerzos, vamos a caminar y sa­lir venturosos. No es esta la única vez en la historia de nuestro país que la nación y nuestra provincia, que es Tabasco y Quintana Roo la ha padecido. Estoy se­guro que de esta saldremos adelante.

JMJ: Ahora bien , sabemos que la embestida es a nivel nacional y mundial, pero ¿cuál es tu vi­sión de Tabasco justo cuando busca una nueva oportunidad, otra vez en el petróleo y la construc­ción de la Refinería de Dos Bocas, cuando el pre­cio del crudo ha caído terriblemente?

DG: Bueno, esas son las actividades preponde­rantes actualmente, lo que yo creo es que en Tabas­co no debemos también olvidar nuestras actividades históricas, nuestro origen lejano, en el cacao que de aquí se difundió al mundo, que es la base de la indus­tria chocolatera de todo el mundo. Hoy en los chocolates, es más importante Suiza, Francia, España, que México, pero nosotros fuimos los primeros cultiva­dores de cacao y hasta hace unos años era el principal producto de Tabasco , lo hemos venido abandonan­do y eso es negativo.

Hay que volver a ver nuestras fuentes históricas y estimularlas y levantarlas porque no son incom­patibles con la industria petrolera, o con otras acti­vidades, tenemos también que pensar en que hemos estado abandonado la ganadería.

Debemos volver a activar la actividad ganadera y lo mismo podemos decir de el plátano, que fue tan importante en tiempo pasados en nuestra economía, que fuimos un productor tan importante y que esta­mos cada vez en peores condicione.

Tenemos por otro lado, que pensar que el país re­quiere de energéticos, que lo que podamos producir de petróleo va a ser importante frente a los niveles tan altos de consumo de gasolina y sus derivados y que su mayor parte actualmente se importa, de ahí la importancia de la refinería Dos Bocas, que ha si­do combatida injustamente, porque Tabasco siendo productor de tantos años de petróleo carece de insta­laciones industriales petroleras. Esto es un pago jus­to a lo que ha sido Tabasco en la industria petrolera.

En México hay un campaña muy fuerte comba­tiendo al Presidente por la refinería Dos Bocas. Es injusto porque Tabasco ha dado mucho petróleo, se lo ha dado al país y lo menos que puede pedir, es que se haga la instalación industrial para producir los de­rivados del petróleo a través de la refinería. Debemos sumarnos en una voz, para impulsar el proyecto de Dos Bocas en términos de refinería, es algo justo para Tabasco y su contribución de muchos muchos años de petróleo al abastecimiento nacional.

Lo único que hemos tenido, es cuando se hizo, allá por 1954-55, en Ciudad Pemex, la planta para proce­sar el gas, hay algo también equivalente, en el límite acá por Chiapas, en Reforma, que hay también un proceso de puro gas, pero después de tanto crudo que se ha producido nunca nadie había pensado que en Tabasco era justo que pudie­ra darse el proceso de refinación.

Qué bueno que Andrés Ma­nuel pensó en ello y tenemos que ser todos solidarios y alzar nuestra voz, defendiendo ese proyecto, que no es un proyecto de Andrés Manuel, es un proyec­to de Tabasco, de su historia y de su aporte en grandes volúmenes de petrolero a la nación. Lo me­nos que podemos merecer los tabasqueños es que se haga esa refinería

JMJ: Volviendo al tema de la pandemia, no podemos omitir, por su importancia, lo que le ocurre en el terreno de la salud al gobernador Adán Augusto, afectado por el Co­vid-19, una víctima más.

DG: Bueno, yo respeto y apre­cio mucho a Adán, lamento que le haya tocado infectarse, pero como a tiempo lo detectaron y es joven, va a salir adelante. Pe­ro además, no ha dejado de estar muy al pendiente de sus funciones como goberna­dor, lo hemos visto en videoconferencias y todos sus funcionarios están bajo el mando de él y en ningún momento ha dejado que las cosas pasen por si solas.

Lo que tenemos que hacer todos en términos del problema de la pandemia y el Coronavirus, es respe­tar las indicaciones y seguirlas, la principal, la básica que se ha dado, es la sana distancia, que es una acti­tud simplemente de mantenerse alejado con discre­ción y tranquilidad, eso lo tenemos que hacer, eso no cuesta en términos directos.

En términos indirectos obviamente tiene efec­tos, pero en términos directos es una actitud que nos ayuda a reducir la incidencia de la pandemia y por lo demás, pues sabemos que tiene un ciclo de 14 días y en la medida que transcurran los días podemos sanar . Ya estamos en Semana Santa. Tradicionalmente, la actividad económica se desglosa, porque la gente se dedica a disfrutar esos días, así que, si todos suma­mos la voluntad y el esfuerzo, nos va a redituar muy fuerte porque hará que la pandemia en nuestro esta­do se reduzca con menos efectos nocivos

JMJ: Ahora vayamos al terreno personal: Platícanos qué pasa por tu cabeza en estos mo­mentos cuando la amenaza más contundente se cierne sobre los adultos mayores, tú 80 años y yo 67 . Existe en tu pensamiento la palabra ¿miedo ?

DG: No, mira yo tengo la satisfacción que el pa­sado 25 de diciembre cumplí 80 años. Quiere decir que ya llevo 3 meses y días de 81, tengo una gran fa­milia y obviamente no somos exentos, podemos en cualquier momento terminar, pero finalmente te­nemos que terminar en algún momento, tampoco es tan grave. Yo ya he vivido, quiero y me preocupa más, que esté bien mi familia, por eso debemos cuidarnos y seguir las indicaciones de salud, a efecto de que po­damos llevar adelante los riesgos de la pandemia.

JMJ: Si pudieras, ¿qué le di­rías a Dios?

DG: No soy muy religioso, no estoy tampoco en contra de que la gente profese la religión o el culto que sea su voluntad o su deseo, yo simplemente estoy tranquilo, viendo que todo se ter­mine, lo que está a nuestro alcan­ce, y respetar las indicaciones de la autoridad. Lo que venga o deje de venir es cosa del futuro.

JMJ: Finalmente ¿qué le puedes decir al Presidente Ló­pez Obrador, tu paisano, a tra­vés de GRUPO CANTÓN?

DG: No creo que tenga yo na­da que decirle, él está cumplien­do con su cometido, tiene una gran responsabilidad sin duda, el primer tabasqueño que llega a esa posición, pero no solo eso, si tu ves los estados del sureste a partir de Tabasco, Chiapas, Cam­peche, Yucatán y Quintana Roo, es la primera vez que alguien procedente de esta región llegue a la presidencia de la república , eso para mi es motivo de orgullo.

JMJ: Gracias David.

 

DAVID GUSTAVO GUTIÉRREZ

80 AÑOS

POLÍTICO EN RETIRO, EMPRESARIO TABASQUEÑO Y PRIMER GOBERNADOR DE QUINTANA ROO.