Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
 Vista del crucero Ruby Prin­cess cruise anclado cerca del puerto de Manila.

Hay miles atrapados en alta mar

Algunos han enfermado y muerto por Covid-19 sin poder llegar a los puertos.

Decenas de miles de tri­pulantes llevan semanas atra­pados a bordo de cruceros en el mundo, mucho después de que los gobiernos y empresas nego­ciaran el desembarco de sus pasa­jeros. Algunos se han enfermado y muerto, otros han sobrevivido, pero ya no les pagan.

Tanto los gobiernos naciona­les como locales han prohibido que tripulantes desembarquen para evitar nuevos casos de Co­vid-19-19 en sus territorios.

Algunas de las embarcaciones, incluidas 20 en aguas estadouni­denses, han tenido infecciones y muertes entre sus tripulantes, pero la mayoría de los barcos no han confirmado casos.

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dijeron el mes pasado que unos 80 mil tripulan­tes permanecían en embarcacio­nes en la costa de Estados Unidos después de que la mayoría de los pasajeros desembarcaran.

La Guardia Costera informó el viernes que todavía había 70 mil tripulantes en 102 embarcacio­nes ya fueran ancladas cerca o en puertos de Estados Unidos o en camino a aguas estadounidenses.

El total de miembros de tripu­laciones varados a nivel mundial no esta disponible de momento.

Pero hay miles de personas más atrapadas en buques afuera de Estados Unidos, incluido en Uruguay y en la bahía de Manila, donde 16 cruceros esperan hacer pruebas a unos 5 mil tripulantes antes de poder desembarcar.

 

AMPLÍAN CONDICIONES

 

Conforme los casos de corona­virus y muertes aumentan a nivel mundial, los CDC y funcionarios de salud en otros países han am­pliado la lista de condiciones que deben cumplirse antes de que desembarquen los tripulantes.

Las compañías de cruceros de­ben llevar a cada tripulante direc­to a casa en aviones alquilados o autos privados sin utilizar vehí­culos de renta o taxis.