web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
José Ramón Cossío Díaz.

Hasta piñatas podrían ser sancionadas con nueve ley

El jurista José Ramón Cossío, consideró que la llama­da ley “antichatarra” es de difícil inspección y carece de sanciones bien establecidas.

TABASCO.- El prohibicionismo no es la sa­lida, afirmó el ministro en reti­ro de la Suprema Corte de Jus­ticia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío Díaz, al referir­se a las modificaciones de leyes locales que prohíben la venta de comida chatarra a menores de edad. El Jurista advirtió una “cascada” de amparos de padres y empresarios que podrían de­rivar en la inconstitucionalidad de dicha norma y además con­sideró que con esta ley hasta se podría sancionar a los anfitrio­nes de las fiestas infantiles que repartan dulces.

 

— ¿Qué opina de las reformas hechas en Tabasco sobre la prohibición de venta de comida chatarra?

-Tabasco tiene otro modelo, no es igual al de Oaxaca, Aquí está claramente estableciendo que solo se van a sancionar los productos que estén envasados, preenvasados, ciertas bebidas tradicionales no quedan com­prendidas y pueden tener los mismos efectos dañinos para la salud que las bebidas preen­vasadas.

 

— ¿Los problemas que tiene?

Viene el mismo pro­blema que en Oaxaca con la excepción que en Tabasco es solo para padres o tutores legales del menor, un abuelo no es el tutor legal, una persona que ayuda en la casa no es un tutor, me pare­ce que ahí se genera una condi­ción muy difícil, inspección y de muy difícil cuidado.

 

— ¿Y sobre las sanciones?

Yo no veo tan claramente esta­blecidas cuales son las sancio­nes. Es bien importante que los elementos de la sanción admi­nistrativa estén bien estableci­dos y desde mi punto de vista no están bien establecidos en esta legislación.

 

— ¿Es impugnable?

Si claro, seguramente cuan­do se le ponga a una persona la sanción por la autoridad admi­nistrativa del estado se van a promover o juicios y amparos de los empresarios y las perso­nas que tienen sus changarritos.

 

— ¿Era esta la salida ministro?

Yo creo que no era la salida, a mí el prohibicionismo me parece que es la última ratio del dere­cho porque es muy difícil vigi­lando e inspeccionando que se cumpla esta disposicióncomo va hacer usted estos efectos, ejem­plo si hago una fiesta infantil y doy refrescos carbonatados, la señora de la fiesta se hace acree­dora a una sanción.

 

— ¿Qué pasará con las piñatas?

Si caen golosinas y dul­ces de los prohibidos la señora de la piñata podría ser sanciona­da, salvo que la seño­ra le hiciera su piñata a sus hijos o las perso­nas con las que tenga las tutelas.

 

— ¿La ley puede ser perfectible?

La impresión que ten­go es que van a declarar los jueces la inconsti­tucionalidad de estas normas que hacer los ajustes.