web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Hace añicos el Covid-19 al petróleo

El precio de la Mezcla mexicana de exportación ha caído un 68.35 por ciento en lo que va del año, según cifras de Pemex.

EL Coronavirus ha acelerado el desplome en los precios internacionales del petróleo, un patrón no visto en los últimos 20 años.

En el Paquete Económico 2020 el gobierno proyectó el precio de la Mezcla Mexicana de exportación en 49 dólares por barril, pero ha caído 68.35 por ciento desde enero, cuando se empezó a extender el brote de coronavirus en China, y ahora ronda los 20 dólares.

Ayer el precio de la Mezcla mexicana se situó en 18.78 dólares por barril, 40.57 dólares menos de su pico más alto del año, el seis de enero, cuando alcanzó los 59.35 dólares.

El precio del crudo West Texas cayó 51.85 por ciento entre el 2 de diciembre y el 17 de marzo, al pasar de 55.96 a 26.94 dólares por barril.

Mientras que el Brent, de referencia europea, descendió 53.03 por ciento en el mismo periodo, al pasar de 60.92 a 28.61 dólares por barril.

“Los precios del petróleo han reaccionado de manera extremadamente negativa y creemos que todavía no hemos visto el fondo del precio del petróleo”, dijo Bjoernar Tonhaugen, jefe de mercados petroleros de Rystad Energy.

“La posible pérdida de demanda en marzo-abril puede eclipsar cualquier cosa que el mundo haya visto, justo cuando los productores de la OPEP abran las compuertas de nuevos suministros al mercado”, agregó en una entrevista para la cadena CNBC, que cita el portal sinembargo.mx.

Paul Sánchez, director de Ombudsman Energía México, coincidió en señalar que el Gobierno mexicano no tiene muchas opciones para evitar la caída en los precios del petróleo.

“No hay nada que pueda hacer, el problema es la presión que estos precios le están metiendo a las finanzas públicas”.

PARAR LA REFINERÍA
Dijo que el Gobierno debe replantearse algunos proyectos como la refinería Dos Boca y el Tren Maya, que son proyectos que van a representar una inversión importante para las finanzas públicas del país.

“Estamos hablando de un momento crucial para que el Gobierno se replantee los proyectos que no van a generar un impacto positivo”, apuntó.