web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Graban a un hombre huyendo de la casa de una niña a la que intentaba violar

Un taxista de 51 años, cayó en el radar de los agentes después que fuera grabado por una cámara de seguridad antes y después de agredir sexualmente a una niña.

Un hombre fue sentenciado a 15 años de prisión por una serie de agresiones sexuales que cometió entre 2012 y 2019, cuando incluso fue grabado por cámaras de seguridad de una casa.

El británico Jason Bursk perpetró sus fechorías en Manchester, Reino Unido, donde se le juzgó culpable de 11 delitos, que incluyen irrupción en domicilio, un caso de agresión sexual y varios intentos de violación.

Bursk, un taxista de 51 años, cayó en el radar de los agentes después que el 15 de noviembre de 2019 fuera grabado por una cámara de seguridad antes y después de agredir sexualmente a una niña de 13 años.

En la grabación se ve cómo primero se para frente a la vivienda y mira por una ventana, para luego entrar. Poco después, sale y abandona rápidamente el lugar, enderezando sus pantalones.

Dentro de la casa, Bursk entró al dormitorio de su víctima e intentó violarla. Afortunadamente, se asustó con la presencia de una hermana de la niña, que dormía en la misma habitación y se despertó durante la escena.

El hombre fue también identificado en una grabación de abril de 2019, cuando trató de penetrar en otra vivienda. Posteriormente, los detectives lograron mostrar que fue él quien estuvo detrás de otros seis incidentes similares. La más joven de sus víctimas era menor de edad, y la más anciana tenía más de 70 años.

 

Con información de      RT en Español