Conecta con nosotros
69 vistas -

Línea Económica

Gobiernos entrometidos

Publicada

en

Abordando el tema de la guerra entre Rusia y Ucrania durante su conferencia matutina, el presidente expresó: “no podemos estar a favor de ninguna invasión, porque hemos padecido de esas calamidades: nos invadió España con varios intentos, después de que se logró la Independencia, de reconquista; dos veces los franceses, dos veces Estados Unidos ¿Cómo vamos a estar a favor de las invasiones, de las intervenciones extranjeras? Claro que no”

El primer mensaje de AMLO es que resulta ilógico o peor aún, tonto, acusarlo de estar respaldando a Moscú cuando México no tendría razón histórica ni argumentos políticos para ello.

También manda otro claro mensaje de que NO está de lado de Rusia pues abiertamente condena, de forma diplomática, la invasión de esa potencia sobre su vecino y al mismo tiempo, censura la posición de muchos países al ejercer sanciones comerciales y políticas contra el primero, algunas de ellas con el envío de armas a Ucrania. AMLO está diciendo a quienes han tomado partido por este último que si bien, no valida la intervención militar de uno sobre otro, tampoco se trata de “echar montón” sobre Rusia y que cada quien debe dirimir sus diferencias de manera pacífica.

Va más allá: “se opta por mandarles armas y por tomar medidas en contra de Rusia, que volvieron todavía más irracional la guerra, porque es el sufrimiento de la gente, son pérdidas de vidas humanas. ”Es decir, el mandatario atribuye, entre líneas, gran parte de la responsabilidad de que el conflicto haya escalado más por los gobiernos entrometidos en asuntos de Estados independientes, que por las diferencias entre las dos naciones involucradas.

Así, y con su propuesta de tregua mundial de al menos cinco años, “para dedicar todo ese tiempo a enfrentar los grandes y graves problemas económicos y sociales que aquejan a los pueblos del mundo”, AMLO indica a los gobiernos del planeta el camino más rápido y sencillo de salir de SUS problemas, pero se enfrenta a gobiernos ciegos y sordos.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia