Conecta con nosotros
149 vistas -

Comalcalco

Gestiona Sedener que Pemex pague daños ambientales

Malú Somellera aclaró que como dependencia no tienen autoridad para sancionar a la paraestatal, pero sí gestionar que pague afectaciones.

Publicada

en

TABASCO.- María Luisa Somellera Corrales, titular de la Secretaría para el Desarrollo Energético, (Sedener), dio a conocer que como dependencia no cuentan con la autoridad para aplicar sanciones o exhortos a Petróleos Mexicanos (Pemex), pero sí pueden gestionar que pague las afectaciones que ocasione y que cumpla con protocolo para evitar daños ambientales.

Agregó la funcionaria estatal que está a la espera de que Pemex deslinde responsabilidades tras la explosión de un ducto de gas etanol en Huimanguillo, además del derrame de hidrocarburo en el municipio de Comalcalco.

Se dijo confiada que la paraestatal se hará responsable de los daños ocasionados por ambos sucesos, cómo lo ha hecho en el pasado, pero hay que esperar.

DAÑOS AMBIENTALES DE PEMEX EN DOS DÍAS

A los señalamientos y multas impuestas por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) por la quema excesiva de gas natural en sus instalaciones, Pemex sumó en menos de 24 horas dos nuevos pasivos ambientales en Tabasco.

A la emergencia en la batería Paredón por la explosión de una tubería de gas etano, la petrolera agregó a su lista de daños al entorno un derrame de petróleo crudo que, al mismo tiempo, generó impacto en sus finanzas.

En la ranchería Naranjos de este municipio, personal especializado no había completado aún ni 24 horas en la atención del siniestro, que provocó un ranchero al mandar a realizar una zanja fluvial para sacar el agua acumulada por las lluvias en sus tierras, cuando ya se había activado la alerta por una fuga de crudo en la ranchería Oriente, tercera sección de Comalcalco.

El golpe de la retroexacavadora que partió el etanoducto de 24 pulgadas en Paredón, trajo como consecuencia la salida de operación de la tubería que lleva producto hasta el complejo petroquímico La Cangrejera en Veracruz y la quema de una cantidad indeterminada de metros cúbicos de gas, cuyo impacto directo es a la atmósfera.

Un accidente que ocurre cuando Pemex no ha logrado solventar aún las irregularidades en su operación que provocan una quema excesiva de gas en campos estratégicos como Quesqui, que han sido señaladas por la CNH y aceptadas por la empresa.

El 10 de septiembre su director general, Octavio Romero Oropeza, atribuyó estas anomalías a una reducción en la inversión en otras administraciones para mantenimiento, que obligan a realizar quemas de gas a la atmósfera por arriba de los límites permitidos.

Y aunque aseguró que trabajan para que en 2024 solo se queme un 2 por ciento del gas que se produce, por lo pronto la petrolera ya tiene encima una multa de 40 millones de pesos por anomalías en el campo Ixachi y se dice que podría enfrentar una similar por lo que ocurre en el campo Quesqui.

De esta manera, se abren más frentes para la empresa y todas relacionadas con daños al medio ambiente, como las que ahora se atienden tanto en la batería Paredón como en el tramo de un oleoducto de 16 pulgadas que ayer por la mañana empezó a derramar petróleo a borbotones.

A todo esto, Petróleos Mexicanos asegura que pasa por sus mejores momentos en producción, rentabilidad y reducción de riesgos. Sin embargo, sus propias cifras advierten que durante la actual administración ha gastado un 43 por ciento menos en mantenimiento.

De acuerdo con datos de la cuenta pública 2019, 2020 y 2021, en este periodo se han invertido 5.5 mil millones de pesos para mantenimiento y conservación de maquinaria, equipo e instalaciones productivas.

Una cifra menor si se le compara con los fondos que reportó ejercidos en el mismo lapso por el gobierno anterior, que habrían ascendido a 9.7 mil millones de pesos.

Te puede interesar:

Exige TUDYSSEX cerco sanitario a contagiados con viruela símica

Tabasco HOY 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia