Síguenos

¿Qué estás buscando?

“Sabemos que no podemos estar saliendo a la calle, pero es que es aburrido estar mucho tiempo entre la casa”. Gilberto David.

Tabasco

Generación Covid: en la burbuja del encierro

Tras un año de vivir, estudiar y jugar dentro de casa, niños expresan emociones que han padecido durante la pandemia: tristeza, enojo, miedo…

JOSÉ ANGEL CASTRO

GRUPO CANTÓN

Extraño  mis viejos amigos’

Durante la pandemia Gilberto logró terminar la primaria, dejando en el proceso a sus amigos con los que jugó por más de seis años, ahora está a punto de terminar el primer grado de secundaria, pero el confinamiento le impidió conocer a sus nuevos compañeros de salón, solo una computadora es la ventana para ver cómo son.

El sentimiento de  tristeza se refleja cuando habla de sus amigos, “Son muchas cosas que se extrañan,  salir al recreo y jugar futbol o las retas con los otros salones, quisiera volver a ver a mis viejos amigos”.

La falta de convivencia con niños de su edad, no se limitó solo a la escuela, pues sus padres también prohibieron los juegos con amigos de la colonia.

“Quiero que regrese todo a la normalidad”

A sus 15 años de edad, Claudia ha sufrido en carne propia el aislamiento por la pandemia, acostumbrada a salir con sus amigas, al centro comercial o simplemente verse con sus compañeros en la deportiva, son actividades que añora volver hacer.

Cecilia.

“Ha sido muy pero muy difícil, ya ni a la tienda nos dejan salir con esto de la pandemia, ya queremos que regrese todo a la normalidad”.

En plena etapa de la adolescencia, la quinceañera confiesa que ha intentado salir a la calle sin el permiso de su madre, sin embargo, considera que sería mal ejemplo para su hermana y defraudar la confianza que le han brindado en la casa.

“Me distraigo jugando con mi hermanita”

Sentada frente a la mesa, Erika de apenas 7 años de edad, plática con una de sus amigas a través del WhatsApp, le cuenta que esta a punto de salir en la televisión,-” me van hacer una entrevista” dijo alegre a su compañera de clases a quien no ha visto desde hace poco más de un año.

Erika.

“ Me aburro, me fastidió aquí en la casa, pero juego con mi hermana y mi prima, con mis juguetes o con el celular que me presta mi mamá.

Entre las cosas que más extraña es el correr en el salón de clases, el divertirse con sus amigas, el hacer equipo, pero su madre ha intentado sobre llevarla ante el difícil año de la pandemia.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement