Síguenos

¿Qué estás buscando?

Sitio arqueológico se ubica en Yaxchilán en Chiapas.

Chiapas

GALERÍA: El paraíso ‘perdido’ en Piedras Verdes, Chiapas

Entre la selva espesa con escenarios de vegetación siempre verde, rodea al sitio arqueológico famoso por su arte escultórico patente en estelas y dinteles.

GRUPO CANTÓN

El estado de Chiapas es uno de los más ricos en cuanto a sitios arqueológicos se refiere, es junto con Campeche, Yucatán y Quintana Roo, la zona más identificada con la cultura maya, y uno de sus sitios arqueológicos más escondidos y hermosos es el famoso lugar de las ‘piedras verdes’, nos referimos a Yaxchilán.

Para llegar a Yaxchilán es necesario llegar primero a Frontera Corozal, lugar donde se encuentra el Centro turístico Escudo Jaguar y navegar por el margen del río Usumacinta, el más caudaloso de México y el más largo de América Central, es además la frontera natural con Guatemala, por esa razón nos atrevemos a decir que Yaxchilán es quizá el lugar más apartado de la cultura maya en nuestro país.

Yaxchilán se originó como una pequeña aldea hace alrededor de dos mil años; con el paso del tiempo se transformó en una de las ciudades más importantes de la cuenca del Usumacinta y uno de los lugares de mayor intercambio comercial, incluso con culturas distantes.

 

Piedras Verdes, Yaxchilán en Chiapas.

‘Piedras verdes’ es un ejemplo del apogeo de las ciudades estado mayas durante el Clásico Tardío. La importancia de Yaxchilán no radica solamente en la belleza de arquitectura, sino también en sus 124 textos distribuidos en 30 estelas, 21 altares, 59 dinteles y siete inscripciones diversas, elaboradas en este periodo.

La selva espesa con escenarios de vegetación siempre verde, rodea al  sitio arqueológico famoso por su arte escultórico patente en estelas y dinteles. Para construirlo los mayas aprovecharon las características del terreno de una península rodeada por un meandro del río Usumacinta.

La estructura No. 33 es el edificio más importante de Yaxchilán, además de ser el mejor conservado. El acceso se hace a través de unas empinadas y resbaladizas escaleras, hay que subir con mucho cuidado sobre todo en días lluviosos.

La zona arqueológica destaca por una característica, además de sus dinteles y estelas, el lugar permanece en su mayoría aún debajo de la espesa selva chiapaneca, muchos de sus edificios están enterrados y si logras explorar siguiendo las márgenes del río, puedes encontrar todavía algunos objetos como vasijas, platos, entre otros.

LA RUTA

El acceso puede realizarse desde Palenque, Chiapas, siguiendo el camino recién pavimentado (en el año 2000) que conduce, rumbo al sureste, hasta el poblado de Chancalá, Chiapas, a unos 40 kilómetros de distancia.

Se prosigue por la misma vía con dirección hacia la Boca del río Lacantún para después de unos 105 kilómetros, alcanzar el crucero de Frontera Corozal o Frontera Echeverría, donde se desvía hacia el noreste hasta llegar, después de 15 kilómetros a una población a orillas del Río Usumacinta.

En Frontera Corozal y siguiendo el curso del Río Usumacinta, después de 30 kilómetros se desembarca en el sitio de Yaxchilán.

El acceso es de lunes a domingo de las 08:00 hasta las 15:00 horas, es importante saber que la única forma de llegar es por el río, no hay otra manera.

Se recomienda llevar ropa cómoda, disposición para caminar y ascender a la Acrópolis. Sombrero y repelente de mosquitos, binoculares y agua.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement