Síguenos

¿Qué estás buscando?

La Casa de los Tubos ha construido unas de las leyendas mas emblemáticas de la ciudad norteña.

México

GALERÍA: Así luce actualmente la famosa y aterradora Casa de los Tubos en Monterrey

La leyenda de la Casa de los Tubos es una de las más conocidas de Monterrey, y a su vez, con una historia poco inusual.

GRUPO CANTÓN 

Al transitar por el sur de Monterrey, a lo alto en un cerro, se puede ver una construcción que llama la atención por su arquitectura tubular, característica por la que fue llamada la Casa de los Tubos. Es una construcción espectacular; sin embargo, durante muchos años se pensaba que estaba embrujada.

La leyenda de la Casa de los Tubos es una de las más conocidas de Monterrey, y a su vez, es una historia que ha elevado su propio arco narrativo, desde ser un proyecto inclusivo sumamente ambicioso, un lugar embrujado que quedo en el abandono, hasta tener una remodelación moderna y fresca y ser habitada por primera vez, después de casi 50 años deshabitada.

Cuenta la historia que en la década de los 70 un hombre llegó a vivir a la ciudad con su única hija. La niña tenía una parálisis en las piernas y se movía en silla de ruedas todo el tiempo. Razón por la que su padre pidió que su casa tuviera una ingeniería para facilitar el acceso a su hija con rampas para discapacitados en toda la casa.

Era un proyecto como ningún otro, hubiera revolucionado la ciudad en su tiempo si no hubiera sido por las tragedias que llegaron desde su construcción. Según han dicho, los albañiles que trabajaban comenzaban a sentirse extraños, hasta que un día, luego de una fiesta con alcohol que hicieron para que se relajaran los trabajadores, el único que no bebió cayó desde el techo y murió. Dicen que tenía los ojos abiertos y con terror, como si hubiera visto a un demonio.

Aun y con ese “accidente” continuaron con el proyecto, pero poco tiempo después otro albañil cayó de una ventana y también murió con el impacto. Trascendió que los albañiles recordaron que antes de caer, el hombre dijo “no nos quiere aquí”. Sin embargo, el hecho no se interpuso para terminar el proyecto.

La construcción avanzó y un día, el padre llevó a la niña para que conociera la casa. De alguna forma, la niña llegó hasta el piso de arriba mientras su papá hablaba con el ingeniero a cargo. Luego la niña también cayó y murió. La leyenda dice que el papá se hundió en el alcohol y poco tiempo después se suicidó en la misma casa.

Desde entonces, la Casa de los Tubos había estado abandonada. Fue escenario para personas que se iban a drogar y para actividades paranormales. Hoy en día hay numerosos videos e historias de personas que entraron a la casa buscando fantasmas o demonios.

Parecía que el origen trágico y tétrico de la Casa de los Tubos permanecería por siempre, sin embargo, en 2015 anunciaron su venta y cambió de dueño, así comenzaron con la reconstrucción del inmueble.

La noticia sorprendió aún más a los regiomontanos cuando años después vieron el antes y después de la Casa de los Tubos, que hoy parece otra. ¿Qué opinas?

tabascohoy.com 

Te puede interesar

Advertisement