Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 25, 2021

Columnistas

Fundamentos para la vida

Todos, en algún punto de la vida, he­mos atravesado tormentas. Y tam­bién hemos de reconocer que, en medio de aquellas circunstancias, y debido a nuestra condición humana y limitada experimentamos temor, frustración, abandono, y desespe­ranza que con frecuencia resulta en preocupación y desesperación. De ahí, que es importante reflexionar en donde está nuestro fundamento.

Un fundamento seguro es una base sólida, firme y fuerte; no pue­de moverse ni ser destruido y sos­tendrá cualquier cosa que descanse sobre él. Al edificar un edificio, por ejemplo, tenemos cuidado de hacer el fundamento lo más fuerte posi­ble, para que dicho edificio pueda permanecer. De igual forma, no­sotros también debemos construir nuestra vida sobre un fundamento seguro para poder resistir las pruebas de la vida.

Jesús es nuestro fundamento seguro porque fue preordenado en la eternidad por Dios para ser nuestro Redentor. Es solamente a través de la expiación y el sacrifi­cio de Jesucristo que podemos ser perdonados de nuestros pecados y recibir la vida eterna. No podemos hacer esto por nosotros mismos, ya que es sólo Jesús quien tiene es­te poder.

El Salvador puede ayudarnos, pero primero tenemos que hacer de Él nuestro fundamento segu­ro. Si lo hacemos, Él nos ayudará a salir triunfantes en las pruebas que enfrentamos, y aumentará la capacidad que tengamos de llevar nuestras cargas. A través de Él, podemos recibir la fortaleza nece­saria para ejecutar las tareas difí­ciles y para enfrentar la angustia y desesperación.

Para poder edificar nuestra vi­da sobre el fundamento seguro, nuestro Redentor, debemos llegar a conocerlo. Una manera de cono­cerlo es a través de Las Escrituras, ellas nos enseñan que conocer a Cristo es asegurar la vida y enfren­tar los retos de hoy.

 

Te puede interesar

Advertisement