web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Fuman Adán y Gatell la pipa de la paz

Gobernador y subsecretario dejaron las diferencias en el pasado, recorrieron instalaciones hospitalarias y comieron juntos.

“No se preocupen, esto es un detalle menor, nos reíamos juntos de esa situación”, responde Hugo López-Gatell, el subsecretario de Salud, cuando se le preguntó sobre las diferencias con el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Ambos dejaron ese episodio en el pasado y no solo trabajaron juntos sino que compartieron el pan y la sal.

El funcionario llegó en primer vuelo este viernes a Villahermosa procedente de la Ciudad de México, a su paso repartió fotos, videos y sonrisas, sabiendo que se ha convertido en la figura más importante de esta lucha que el gobierno federal mantiene en contra del Covid-19, y quien ayer supervisó hospitales y espacios donde se atiende a enfermos que tienen este padecimiento.

CONSTATÓ ATENCIONES

En esta visita a la tierra del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el polémico subsecretario acudió a las instalaciones del hospital ‘Juan Graham’, donde constató todas las atenciones que el personal médico le da a los pacientes infectados de Coronavirus, recorrido que duró poco más de una hora.

En punto de las 2:30 de la tarde, acompañado de puros tabasqueños que integran el INSABI: Juan Antonio Ferrer, Víctor Lamoyi y Alejandro Calderón Alipi, el subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez llegó al Parque Tabasco y fue recibido por Adán Augusto, quien le mostró la “burbuja” que se ha construido y que tiene una disponibilidad de 56 camas para la atención de enfermos no graves.

Ahí, adentro, donde hace justamente ocho días dijo que “No podía con Gatell”, ahora aseguró en tono de broma “que “Ya podía con Gatell”, y por la noche ambos rieron de esa situación y fumaron la “pipa de la paz”.

NO HA PASADO NADA

Aprovechado su estancia en Villahermosa, López- Gatell Ramírez no desperdició la oportunidad para irse a comer empanadas de camarón y jaiba, y un pejelagarto asado, acompañado del gobernador Adán Augusto López Hernández. Teniendo como testigo a la chef Lupita, ambos personajes dieron la vuelta a la página y aquí no ha pasado nada.

“Ahora en este caso hay una relación de amistad, hay una relación de colaboración institucional y por eso nos reíamos, cuando sobredimensionaron el tema de las diferencias de las cifras, hoy pudimos constatarlo”, reiteró el funcionario federal. Por redes sociales durante el día circularon fotografías de ciudadanos y personal médico con Hugo López-Gatell, quien les ofreció una sonrisa y posó agradecido, dijo, con los tabasqueños.