Conecta con nosotros
9 vistas -

Mundo

Fue a una óptica y descubre que tenía un tumor cerebral

Ellie Musgrove acudió con su oftalmológo pensando que necesitaba gafas, terminó horas después con un diagnóstico de tumor cerebral y una cirugía de emergencia.

Publicada

en

Una joven británica que acudió a una óptica pensando que necesitaba gafas, terminó horas después con un diagnóstico de tumor cerebral y una cirugía de emergencia.

En Manchester, Reino Unido, Ellie Musgrove, de 21 años se presentó en una tienda para adquirir un par de lentes que le ayudarían con los fuertes dolores de cabeza, sin embargo el mal que ella creía tener era nada comparado con la noticia que recibiría del oftalmólogo.

“Pasé de hacerme un examen de la vista a las 11 de la mañana a una cirugía cerebral de emergencia a las 23:30 del mismo día”, relató la joven. “Una resonancia magnética confirmó al día siguiente que tenía un tumor cerebral benigno”, detalló.

No obstante, los médicos que la atendieron aseguraron que podría haber muerto si hubiera retrasado esa intervención tan solo un día.

La mujer había comenzado a experimentar fuertes dolores de cabeza y de cuello después de su cumpleaños, en enero de 2022. “Mi médico de cabecera sospechó que tenía una infección de oído y me recetó antibióticos e ibuprofeno, pero mis síntomas no mejoraron. Decidí hacer una cita para ver a mi oftalmólogo”, explicó.

Aqeel Mahmood, el especialista en cuestión, consideró que “algo andaba muy mal”, pues observó inflamación de los nervios ópticos en ambos ojos, lo que se sumaba a los síntomas previos de la paciente. “Se requería una intervención médica urgente, por lo que de inmediato remití a Ellie al Manchester Royal Eye Hospital”, agregó.

Después de varias exploraciones y pruebas en el día, Musgrove fue trasladada a otro centro médico, en donde le diagnosticaron hidrocefalia, una acumulación de líquido en lo profundo del cerebro, en su caso provocada por un tumor cerebral, lo que requirió cirugía de emergencia para drenar el líquido.

“También me diagnosticaron la enfermedad de Addison. El tumor está afectando mi glándula pituitaria, lo cual es un golpe devastador, ya que tendré que tomar esteroides de hidrocortisona por el resto de mi vida”, dijo la mujer. “Los neurocirujanos creen que es un tumor de crecimiento lento, que solo 1 % de las personas desarrollan, así que espero que no necesite cirugía para extirparlo pronto”, complementó.

“Si Ellie hubiera ignorado sus síntomas y pospuesto ver a un oftalmólogo, todo pudo resultar muy diferente”, concluyó Mahmood.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia