Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

Frío en los huesos…

SI EL REY DAVID CLAMÓ A DIOS, PORQUÉ YO NO..?

Después de que el monstruo de mil cabezas llamado coronavirus (Covid-19 ) alcanzó a dos de los más poderosos de este país – el Presidente López Obrador y Carlos Slim el más rico de México -, me pregunto qué podemos esperar los ‘simples mortales’…

Pienso y reflexiono sobre lo que pasa por la cabeza de usted – igual que la mía – cuando vemos rondar la muerte y la vacuna no llega. Que a la escasez del medicamento se suman acuerdos internacionales como el de la ONU que dispuso que el laboratorio Aztra Zeneca , pospusiera entregas – entre otros con México- para cumplir acuerdos para apoyar a otros países.

Y mientras el número de contagiados y de muertos sube y sube, lo único que queda es tomar medidas de fondo con habilidad y sensatez política.

Por eso, cuando el antídoto “milagroso” escasea en el mundo, hoy tenemos que levantar la vista hacia nuestro Presidente que en medio del dolor de su padecimiento, antepone el interés de su pueblo para pelear por vacunas lo que habla de su calidad humana, pero también de su preocupación como estadista por sacar al país adelante.

A Dios gracias ayer logró concretar la adquisición de 24 millones de vacunas Sputnik V para los próximos meses, lo que debe reconocerse péseles a quien le pese.

Para lograrlo, se dio tiempo para hablar con el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin y eso habla de compromiso y liderazgo.

En concreto, tenemos un gran Presidente y bien hay que rogar al todo poderoso por su salud, porque de estos hombres hay pocos. O usted ¿qué opina? NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement