web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Con regalos en las mesas y listos para iniciar los festejos se encontraban los invitados.

Frenan XV años en el C-9

Policías impiden la celebración de una fiesta que ya tenía a invitados sentados en sus mesas con regalos.

CÁRDENAS.- Se acabó la fiesta. Elementos de la Policía Muni­cipal de esta ciudad se despla­zaron ayer por la tarde hasta el poblado C-9 para suspender de manera amable pero tajante la celebración de unos XV años que ya tenía a la mitad de sus in­vitados reunidos en sus mesas.

Apenas el miércoles pasado el gobernador del estado, Adán Augusto López Hernández cri­ticó que algunos ciudadanos no cumplan con las recomen­daciones de evitar festividades que puedan generar contagios masivos de Covid-19. “No es posible que en este tiempo de que hay que tomar precaucio­nes, sigamos teniendo fiestas familiares”, lamentó el manda­tario.

Según testigos presencia­les la Policía Municipal arribó encabezada por el director, el teniente de Infantería, Rubén Muñoz Rivera, a bordo de diver­sas patrullas hasta una de las ca­lles del poablado C-9 donde una familia había cerrado el acceso a la vía y había montado mesas, sillas, manteles, arreglos flora­les y hasta bocinas para que un DJ ambientara la reunión.

La fiesta ya tenía montadas mesas, sillas y hasta un sonido musical; algunos invitados ya se encontraban en sus lugares.

 

SUSPENDEN O MULTA

Fue así que las autoridades poli­ciales procedieron a entablar un diálogo con el propietario de la vivienda indicándole que a raíz del decreto implementado por el Gobierno del Estado se suspendía toda reunión, entre ellos fiestas, velorios, rezos, así como acudir a los templos de cultos religiosos.

La autoridad les recordó a las personas que organizaron la re­unión las medidas que se vienen implementando en poblados, ran­cherías, ejidos y colonias a fin de frenar el número de contagios que ayer en este municipio llegó a 974 casos, por lo que se les invitó a sus­pender la fiesta de XV años pues de lo contrario serían sanciona­dos con una multa administrativa, que debido a la gravedad del caso podría llegar a costar hasta 350 mil pesos. Cabe señalar que en dicho lugar se encontraban varias botellas de licor.

Los organizadores de los XV años fueron llamados a suspender la reunión, considerada de alto riesgo de contagio.

 

Hay que recordar que el gobernador ha pedido a los ciudadanos asumir con res­ponsabilidad la situación de pandemia que vive el estado.

“Yo creo que el Gobierno ha hecho su trabajo, nos hemos pre­parado para atender la emergen­cia sanitaria; estamos preparados, pero también la ciudadanía debe poner de su parte”, insistió López Hernández.