Síguenos

¿Qué estás buscando?

La biblia es un libro inspirado por Dios.

Tabasco

Frases bíblicas para reflexionar en Semana Santa

Estos pasajes bíblicos que te compartimos pueden ayudarte a un momento de reflexión en tu vida, sobre lo que has hecho mal o has dejado de hacer.

El tiempo litúrgico de la semana Santa en la Iglesia Católica es sin duda un momento de gracia, ya que celebramos los misterios de la Pasión, muerte y Resurrección de Cristo, centro de nuestra fe Cristiana.

También es considerado un momento de reflexión, en el que debemos hacer un alto a todo lo que no hemos hecho bien en nuestra vida, deshacernos de lo viejo para revestirnos de las armaduras de la luz, como lo expresa San Pablo en la Carta a los Efesios.

Por eso te dejamos estas frases bíblicas que tal vez pueden ayudarte a ese momento de meditación personal en tu vida.

 

San Juan 14, 6.

Jesús contestó: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino es por mí.

 

San Mateo  9, 16-17

Nadie remienda con paño nuevo un vestido viejo, pues el remiendo nuevo tirará del vestido y el rasgón se hará mayor.” “Ni echan vino nuevo en odres viejos, porque los odres revientan, y se pierden al mismo tiempo el vino y los odres; sino que el vino nuevo se echa en odres nuevos, y así ambos se conservan”.

 

San Mateo 5, 14-16

Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad situada sobre un monte no se puede ocultar; ni se enciende una lámpara y se pone debajo de una vasija, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa.

 

San Mateo 13, 22

La semilla que cae entre cardos, es aquel que oye la Palabra, pero luego las preocupaciones de esta vida y los encantos de las riquezas ahogan esta palabra, y al final no produce fruto.

 

San Mateo 6, 25-34

Por eso yo les digo: No anden preocupados por su vida con problemas de alimentos, ni por su cuerpo con problemas de ropa. ¿No es más importante la vida que el alimento y más valioso el cuerpo que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, no guardan alimentos en graneros, y sin embargo el Padre del Cielo, el Padre de ustedes, las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que las aves? ¿Quién de ustedes, por más que se preocupe, puede añadir algo a su estatura? Y ¿por qué se preocupan tanto por la ropa? Miren cómo crecen las flores del campo, y no trabajan ni tejen. Pero yo les digo que ni Salomón, con todo su lujo, se pudo vestir como una de ellas. Y si Dios viste así el pasto del campo, que hoy brota y mañana se echa al fuego, ¿no hará mucho más por ustedes? ¡Qué poca fe tienen! No anden tan preocupados ni digan: ¿tendremos alimentos? o ¿qué beberemos? o ¿tendremos ropas para vestirnos? Los que no conocen a Dios se afanan por esas cosas, pero el Padre del Cielo, Padre de ustedes, sabe que necesitan todo eso. Por lo tanto, busquen primero el Reino y la Justicia de Dios, y se les darán también todas esas cosas. No se preocupen por el día de mañana, pues el mañana se preocupará por sí mismo. A cada día le bastan sus problemas.”

 

Romanos 14, 9

Porque para esto Cristo murió y resucitó, para ser Señor tanto de los muertos como de los vivos.

 

San Juan 14, 27

Les dejo la paz, les doy mi paz. La paz que yo les doy no es como la que da el mundo. Que no haya en ustedes angustia ni miedo.

 

San Juan 15, 1-2

Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el labrador. Toda rama que no da fruto en mí, la corta. Y toda rama que da fruto, la limpia para que dé más fruto.

 

 

Te puede interesar:

Semana Santa; ¿Qué días son inhábiles?

 

Tabasco Hoy

Te puede interesar

Advertisement