Conecta con nosotros

los datos duros

Flores Carrales: corrupción y nepotismo

Publicada

en

61 Visitas

EL MANDATARIO EVIDENCIA QUE LAS EMBAJADAS NORTEAMERICANAS, EN CASI TODO EL MUNDO, FUNGEN MÁS COMO AGENCIAS DE ESPIONAJE.

Clara Luz Flores Carrales es la nueva titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. El nombramiento lo fizo la propia Rosa Icela Rodríguez, quien dijo que cumplió una instrucción presidencial.

¿Por qué se habrá deslindado Rosa Icela? ¿Porque sabe que la carrera política de Flores Carrales ha estado envuelta en la polémica? Recordemos que el año pasado, durante la (fallida) contienda por la gubernatura de Nuevo León, Carrales dijo no conocer a Keith Raniere, fundador de la secta sexual NXIVM, malhechor que, por cierto, fue condenado a purgar cadena perpetua en EU por tráfico sexual, delincuencia organizada, extorsión, abuso sexual a menores y amenaza. No obstante, poco después, Clara Luz tuvo que admitir que había tomado un curso con este lúgubre personaje.

El esposo de Flores Carrales, Abel Guerra, quien es conocido por el cacicazgo que detenta en Nuevo León, también tiene una trayectoria controvertida. De hecho, este sujeto fue uno de los legisladores que aprobaron la Reforma Energética de Peña Nieto.

Ahora mismo, en Escobedo, el alcalde Andrés Mijes Llovera, quien durante 15 años fue subalterno de Abel Guerra, por órdenes de Carrales, designó secretario del Bienestar de ese municipio a Daniel Fernando Flores Carrales, hermano de Clara Luz.

Pero esta información, claro, se conoce poco. Y eso se debe a que Flores Carrales ha maiceado a ciertos medios de comunicación para que exalten su imagen y hagan caso omiso de sus corruptelas.

Pero lo más preocupante es que esta información se la han ocultado al presidente López Obrador. Y es que, de conocer su talante corrupto, AMLO no hubiese consentido avalar el nombramiento de Flores Carrales, quien igual que Germán Martínez y Lilly Téllez, sólo busca un hueso político.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia