Conecta con nosotros

México

Fallaron agoreros del desastre

AIFA muestra su magnificencia, modernidad y fortaleza para ser el mejor del país y uno de los mejores del mundo.

Publicada

en

2799 Visitas

CDMX.- Muy lejos de parecerse a un bodegón de la Merced como lo definía el ex presidente Vicente Fox en octubre de 2019, o de una Central Avionera como lo calificó de manera despectiva el histriónico Chumel Torres, el AIFA reveló esta mañana al mundo su verdad, dejando atrás el fracaso que durante casi tres años habían pronosticado los agoreros del desastre.

Convertido en una fantástica locura hecha realidad, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, inició ayer operaciones envuelto en el Espíritu de Andrés Manuel López Obrador, al mostrar su magnificencia, modernidad, fortaleza y ansias de convertirse en el mejor de México y uno de los primeros en el mundo.

Con ello, los enemigos del AIFA han tenido que aceptar con desgano, a despecho de su soberbia y contra su lógica pesimista el avance e inauguración de la nueva terminal aérea.

De esta forma, con un 59 por ciento de aprobación de su gobierno y una tendencia del 74 por ciento de los votantes a favor de la revocación en las votaciones que tendrán lugar el próximo 10 de abril, el Presidente López Obrador cortó el listón de apertura y cerró la caja de Pandora que muchos pensaban encontrar al interior de sus instalaciones.

Magnífico, impresionante y con un aire de pulcritud y fortaleza que se respira en cada metro de las 1,531 hectáreas que fueron utilizadas para su construcción, desmintió en los hechos las miles de voces de aquellos falsos Mesías que auguraban un rotundo fracaso a esta magna obra que recibió un primer vuelo procedente de Guadalajara y despegó con su primer vuelo a Villahermosa, Tabasco.

Todas las incógnitas envueltas en las siglas del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles están a la vista, pero la incertidumbre sigue para quienes no terminan por reconocer la validez de este proyecto en marcha y solo aventuran que ¡bueno sí!, pero en el futuro podría haber accidentes.

El proyecto aeroportuario que sustituyó al que inicialmente se había proyectado en Texcoco, nació en medio de un conflicto de intereses políticos que terminaron sumiendo al de Santa Lucía en un pantano de incredulidad.

PRINCIPALES DETRACTORES:

LO IMPOSIBE ESTÁ A LA VISTA

Desde que el 29 de abril de 2019 inició su construcción, surgieron voceros, personeros, voluntarios y espontáneos que afirmaban hasta llegar casi al punto de la histeria que el AIFA nunca arrancaría. Jorge Berry, lo comparó con esos amores platónicos que nunca se acaban, como tampoco lo harán la Refinería de Dos Bocas, ese trenecito transísmico, ni la Central avionera…, aventuró.

Es así como en el recuento reciente que hace el columnista David Gutiérrez en su colaboración a Crónica del pasado 20 de marzo, detalla que Fox se preguntaba que quien había dicho que el Ejército sabe construir aeropuertos. Posteriormente en otro twitter de 9 de octubre de 2019, exponía: “No entiendo por qué el Ejército se presta a esta trampa tramposa”.

Gabriel Quadri, solía decir que Santa Lucía nunca será. Simplemente nos quedaremos sin aeropuerto, planteó el 30 de octubre de 2018. Y en otra correspondencia sostenía que de construirse, sólo duraría cinco años antes de saturarse.

Javier Lozano, maltrecha figura política del panismo, ironizaba el 9 de junio de 2019 al subrayar que con el AICM y Santa Lucía ya la hicimos. Y agregaba, ¡pobre país!

Para Denisse Dresser, Santa Lucía representaba en octubre 29 de 2021 una crónica de promesas falsas e incumplidas. Y a propósito de los restos paleontológicos encontrados en la región, comparaba al aeropuerto con un mamut blanco, en clara alusión a un elefante blanco, sinónimo de ineficiencia, caro e inútil.

Desde luego, el infaltable Carlos Loret de Mola no podía quedar fuera de esta larga lista de detractores del aeropuerto y con sorna afirmaba que una vez más el Ejército iba a salvar al Presidente, dejando en flotación la viabilidad de la obra.

Los inefables Claudio X, padre e hijo adelantaban el 12 de noviembre de 2019 la pesadumbre que les causaba seguir volando en el mismo aeropuerto que utilizaron sus abuelos, ante el rotundo fracaso de Santa Lucía.

A su vez Gustavo de Hoyos, ex de Coparmex, pareja inseparable de los Claudios, sostenía el 4 de junio de 2019 lo inconveniente que significaba para México la construcción del Aeropuerto en Santa Lucía.

A ellos se sumaron en repetidas ocasiones, voceros y dirigentes del PAN, PRI y PRD en donde mencionaban sin cansancio que era una locura solo realizable en la mente del Presidente López Obrador.

Una gran obra entrega AMLO al pueblo.

Museo del Mamut, gran atractivo.

SOMOS MILLONES LOS LOQUITOS QUE APOYAN EL AIFA: AMLO

Respecto a ese punto, el Ejecutivo dio respuesta a quienes rechazando la construcción del proyecto reprocharon que “hay loquitos que lo celebran”. Ante esto, con buen humor, López Obrador confirmó que “en eso tienen razón, somos millones los loquitos” quienes están a favor de este tipo de obras.

A nivel de partidos criticaron el elevado costo del proyecto y adelantaron que será una obra inservible en el mediano y largo plazos.

Los coordinadores legislativos en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, Jorge Romero y Luis Espinoza Cházaro criticaron que el costo del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) rebase los 80 mil millones que prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde esos días hasta la fecha se han vertido cantidades impresionantes de textos contra la viabilidad del proyecto en publicaciones diarias en la que destacan lo diarios El Universal, Reforma, Excelsior y las Revistas como Proceso y Siempre a través de sus columnistas, colaboradores o textos de reporteros dirigidos y coordinados desde sus respectivas mesas de redacción.

PUNTUAL A LA CITA CON LA HISTORIA

Contra viento y marea, más allá de habladurías, rumores o afirmaciones sin sustento. La apertura del AIFA llega puntual a su cita con la historia, en medio, todavía de barruntos de desconfianza, incredulidad y dudas.

Por ENRIQUE SÁNCHEZ MÁRQUEZ / GRUPO CANTÓN

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia