Conecta con nosotros

Astillero

Facundo-Genaro-Calderón

Publicada

en

4438 Visitas

 

  • Detenido “por accidente” ● AMLO y su “escasa intimidad” ● Monreal, coordinador que declina

A o da para un guión de épica policiaca justiciera la forma en que, según los reportes oficiales, Facundo Rosas Rosas pasó ayer, de estar en libertad, a una aprehensión azarosa (policía capitalina) a la que se sumaron acusaciones ascendentes (FGR), aprovechando el viaje.

De una aprehensión por un desafortunado incidente en el que una persona habría perdido la vida por arrollamiento vehicular, el exjefe policiaco, compañero de andanzas delictivas de Genaro García Luna, constantemente señalado como represor, corruptor y huachicolero, pasó al retablo delictivo y mediático mayor, acusado de ser copartícipe de las maniobras de introducción de armas estadunidenses al país, conocido como “Rápido y furioso”.

Sin exceso de angustias debe haber sido el transcurrir reciente de Rosas Rosas, como para seguir en la Ciudad de México y transitar a bordo de una camioneta por uno de sus concurridos cruceros sureños, donde habría sido “involucrado” en el atropellamiento mortal de una mujer. Como él, muchos otros personajes del pasado más cruel, represivo y corrupto se pasean con lentitud y tranquilidad por las avenidas de fiscalías y estructuras de “seguridad” y “justicia”.

Luego que la policía capitalina, cuyo jefe es Omar García Harfuch, detuvo a Facundo Rosas Rosas, la Fiscalía General de la República (Tortugertz, por sus resultados), a cargo de Alejandro Gertz Manero, hizo valer una orden de aprehensión contra quien fue secretario de seguridad en el gobierno poblano del panista Rafael Moreno Valle, responsable de la represión en el poblado de Chalchihuapan el 9 de julio de 2014, desalojo a cargo de la policía estatal que causó la muerte de José Luis Tehuatlie Tamayo (13 años de edad) y heridas a unas cien personas.

Recuérdese que el pasado 10 se dieron a conocer órdenes de aprehensión, giradas por un juez federal, contra tres personajes oscuros: Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo; Genaro García Luna, exsecretario federal de seguridad durante todo el sexenio de Felipe Calderón, y Luis Cárdenas Palomino, el segundo de a bordo del citado García Luna.

Además, se dijo que había otros cuatro nombres involucrados, y no era muy difícil ubicar en ese póquer nefasto al propio Facundo, quien fue subsecretario con García Luna y comisionado de la policía federal. Habrá de verse ahora si a Rosas Rosas (quien en julio de 2017 ya había tenido otro accidente vehicular, en el que causó la muerte de una mujer de 84 años de edad) es usado como trofeo o como ariete en el torneo de caza judicial fallida por Rápido y Furioso, cuyo principal responsable político e histórico es Felipe Calderón Hinojosa. Por lo pronto, ayer se montó un aparatoso dispositivo de seguridad federal (marinos y policías) para trasladarlo a la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (Femdo).

En otro tema: luego de un reciente cateterismo cardíaco y por consejo médico, según mencionó ayer en la Mañanera, el presidente López Obrador está procurando hacer algo de ejercicio físico. Curiosidad periodística generó el verlo salir de Palacio Nacional con vestimenta deportiva para ir al campo beisbolero de los tranviarios, luego de su estancia hospitalaria de un día.

Al respecto, AMLO dijo ayer que él aguantaba, pero “ahí van a tomarme foto y llevan cámaras, toda una invasión a mi poca, escasa intimidad (…) se subieron a un edificio, a un banco y desde allá me estaban tomando (…) Y hay que aguantar, hay que respetar, pero sí se pasan”. Añadió: “Y si fuese un reportaje sobre la recuperación de salud, o si están viendo cómo voy avanzando para salir adelante. No: es la imagen de que ya estoy arrastrando los pies, chocheando. Ya los médicos me dijeron que estoy al 100” (https://bit.ly/3uaIuie.

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia