Conecta con nosotros

Vector X

Extorsiones

Publicada

en

421 Visitas

Actitudes mezquinas frenan el desarrollo en algunos lugares. Cuando los llamados líderes sociales anteponen sus intereses personales al beneficio colectivo, entonces los buenos deseos se convierten en arena de disputa.

Ocurre así en el poblado Quintín Arauz, Centla, donde el presidente López Obrador autorizó construir un puente sobre el río Usumacinta, sueño largamente acariciado por la comunidad para comunicar a esa zona con el resto del municipio. Así se jubilará al panguero junto con su panga.

Con una inversión de 400 millones de pesos, trabajan en esa obra tres constructoras cuyas administraciones enfrentan obstáculos sociales para avanzar en el compromiso.

De la nada, lidercillos surgieron para exigir a las empresas se contrate mano de obra de la zona. Quizá se atienda esta solicitud siempre y cuando los aspirantes cumplan con las capacidades necesarias para desempeñar las vacantes.

Eso no es todo. Supuestos sindicatos, entre ellos los de camioneros, se presentan casi a diario ante los constructores para exigir moches y otros privilegios, de lo contrario se plantarán en la obra y armarán un borlote.

Algunos habitantes de la zona que, dicen, consiguieron el proyecto, también piden beneficios, como el pago de cuotas para el libre tránsito de maquinaria y equipo o el relleno de terrenos particulares.

Vaya, hasta el panguero también pide una mocha semanal.

La obra beneficiará a 22 comunidades de la zona indígena y aún así se mete el pie al proyecto autorizado por AMLO.

¿Deben los empresarios ceder en aras de abonar a la estabilidad social? Es posible contribuir a mejorar las condiciones de la región, pero sin caer en el chantaje.

La Morralla

PRD hace su luchita para figurar en el ánimo de los electores. De Arturo Núñez y sus cuentas, ni se acuerdan.

*** En Morena, nombres van y vienen para 2024. Entre otros, el partido le tiene puesta la mira a Manuel Graniel Burelo y Daniel Casasús.

*** En la coalición opositora, por el PRI Soraya Pérez y Dagoberto Lara deben participar, y en el bando amarillo es bola cantada la nominación de Juan Manuel Fócil y sus amigos ***

*** En la UJAT, Guillermo Narváez movió sus piezas. Luis Manuel Hernández ya es Secretario Académico y Dora María Frías asumió la dirección de la división de ingeniería.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia