Conecta con nosotros
11 vistas -

Tabasco

Extorsión sin tregua; subió 57%

Es el delito con mayor crecimiento en Tabasco y afecta a todos, sin distinción de posición económica o social.

Publicada

en

Sin que se conozca el tamaño real del fenómeno, el delito de extorsión se ha disparado en todo el país y en Tabasco no ha sido la excepción. Hoy por hoy es el ilícito con mayor crecimiento y afecta a todos sin distinción de posición económica o social.

De acuerdo con las estadísticas que difunde la Fiscalía General del estado y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el número de denuncias por extorsión aumentó 57.4 por ciento durante el primer semestre de este año, comparado con el mismo periodo de 2021. De enero a junio se iniciaron ante las fiscalías del Ministerio Público 74 carpetas de investigación, contra 47 que fueron abiertas en ese mismo lapso del año pasado.

Después que en 2021 se registrara a una tendencia a la baja, desde que empezó enero las estadísticas comenzaron a mostrar lo contrario y mes con mes hubo un aumento en el número de denuncias interpuestas por las víctimas.

CIFRAS DE RÉCORD

De acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) este año la extorsión ha alcanzado cifras récord en el país. A diario, se inician 30 carpetas de investigación, lo cual da apenas una idea del impacto que está teniendo es delito, pues como se sabe, es uno de los que mayor porcentaje de cifra negra tiene. Se calcula que del total de los casos de extorsión, un 98 por ciento no se denuncian.

Pese a ello, de enero a junio de este año, 5 mil 813 víctimas acudieron a las fiscalías del Ministerio Público a denunciar, un 31 por ciento más que en el mismo lapso de 2021 en que se tuvo un acumulado de 4 mil 414 víctimas. Francisco Rivas, presidente del ONC, asegura que la extorsión se ha convertido en uno de los negocios ilícitos más lucrativos y está asociado con la presencia cada vez más fuerte de las organizaciones del crimen organizado.

Estas bandas han diversificado sus métodos y ya no solo actúan a través de llamadas telefónicas, sino también de forma presencial, al grado que en algunos territorios del país controlan actividades económicas como la venta de pollo o de aguacate.

Algunos de los modus operandi de los grupos delictivos son ofrecer préstamos a través de llamadas telefónicas y mensajes, sin prácticamente ningún requisito pero a costos muy elevados por los intereses, que los delincuentes obligan a pagar con amenazas y violencia.

EN REDES SOCIALES

De forma muy recurrente están también los “hackeos” de cuentas de redes sociales y de WhatsApp, que permite a los extorsionadores pedir dinero a nombre de sus víctimas. El Observatorio Nacional señaló en su más reciente informe que frente al fenómeno, la actuación de las autoridades de seguridad y justicia sigue siendo reactiva más que preventiva.

Es escasa la información que se difunde entre la población sobre las diversas formas de extorsión. Además, dijo que se requiere saber cuánto de los casos de extorsión son de tipo telefónico; “cuánta presencial y cuánta por otros medios comisivos, cuántas de las víctimas son personas y cuántas son unidades económicas”.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia