Conecta con nosotros
159 vistas -

Tabasco

Explosión dejó sin casa a 14 personas

Habitantes denuncian que a seis días del siniestro nadie se ha acercado a brindarles apoyos.

Publicada

en

159 Visitas

En total tres casas donde habitan 14 personas están a punto de colapsar en la colonia López Mateos, en la calle Sindicato de Salubridad, que fueron golpeadas de lleno por la explosión de las instalaciones del Café La Cabaña el pasado 2 de noviembre.

Para estas personas, la mayoría de ellas familias, los seis días que han pasado después del siniestro se han convertido en una pesadilla, sobre todo después que los informes preliminares que Protección Civil confirmaran que las casas están inhabitables.

“No se puede habitar el inmueble; ya pasó una revisión previa en la que dictaminan que no es posible habitar el inmueble”, manifestó el abogado de la familia afectada, Armando Martínez.

NADIE LOS ATIENDE

Adrián, uno de los damnificados, expresó que con el transcurso de los días ni la aseguradora ni personal de la cafetería se ha acercado a ellos, aunque sea para dar apoyo moral, o conocer el estado de salud de quienes eran los vecinos de la empresa. “No se han acercado con nosotros ni siquiera para brindarnos apoyo”, expresó molesto.

Mientras que dijo que el olor a gas antes del accidente se podía percibir con facilidad, e incluso afirma que buscaron a los empleados de la cafetería, quienes les explicaron que el olor percibido era por los hornos que había en el lugar.

“Se sentía un olor a gas, en la tarde lo mismo, pero mi mamá y mis tías que son las que se lo pasan ahí se acercaron con ellos, pero dieron la excusa que a lo mejor que cuando ellos prendían sus hornos era ese gas”, dijo.

Al ser cuestionados sobre si veían voluntad de remediar los daños que ocasionó el estallido, los afectados mencionaron que no, pues la falta de comunicación por parte de la empresa local y los vecinos afectados, les hacen creer que no pagarán indemnización.

“Ese es el motivo, por el cual estamos haciendo un atento llamado a las autoridades responsables y a el responsable directo que si hay seguro o no hay seguro debemos saberlo”, solicitaron los afectados.

En lo que se esclarece la duda de los vecinos que se vieron dañados colateralmente, el IPCET les solicitó no mover nada al interior de las casas que ya formaron parte de los peritajes, pero ellos solicitan que se esclarezca la situación en la que prevalece la explosión.

“Queremos saberlo, necesitamos saber qué va a pasar para empezar con la reparación de los daños”, sentenciaron.

La familia afectada pide el apoyo de las autoridades.

“No tenemos ni dónde dormir”

La explosión del pasado 2 de noviembre dejó sin casa a tres familias de la colonia Adolfo López Mateos de Villahermosa, desde ese entonces a la fecha los días y noches se han convertido en un largo pesar para cada uno de ellos, pues el estallido derrumbó el techo, paredes, quebró el piso, ventanas y los sacó de ella en tan solo minutos.

El hogar de Vanesa y Pedro fue el más dañado, un boquete en la pared colindante a las instalaciones de la cafetería terminó por debilitar la infraestructura. Desde aquella madrugada han ido de casa en casa tratando de descansar de la pesadilla que les dejó el siniestro.

PERDIERON TODO EN SEGUNDOS

“Yo ando danzando, voy a casa de mi suegra, voy acá mi abuelita, me quedo con mi mamá, no tengo dónde quedarme; lo perdí todo en cuestión de segundos”, aseguró la madre de una bebé, por la cual tuvo que caminar descalza encima de los vidrios rotos y escombros que dejó el estruendo.

“Yo estaba durmiendo en este espacio con mi hija y lo único que hice fue correr, cortarme los pies”, relató.

Pedro, por su parte ha tratado de buscar alojo con sus familiares o amigos cercanos, éstos no se han negado, pero espera que pronto pueda conocer si podrá recibir el pago de los daños, en su rostro desorientado y triste se percibe la incomodidad de pasar la noche fuera de casa.

Así como este matrimonio la señora Isabel se quedó sin hogar, por más de 50 años permaneció en esta zona de la capital tabasqueña, ahora la explosión la ha sacado de su hogar y duerme en casa de sus hermanos e hijos, quienes sin dudarlo le han brindado el apoyo, pero refiere que “nada como mi casa”.

La sexagenaria sólo recuerda el momento del estruendo, pues asegura que cuando recuperó la conciencia ya se encontraba en el Hospital Gustavo A. Rovirosa.

Habitantes denuncian que a seis días del siniestro nadie se ha acercado a brindarles apoyos.

Apoyará Merino a familias afectadas

El gobernador Carlos Manuel Merino Campos confirmó que la Fiscalía General del Estado se encuentra en investigación para determinar daños y responsables.

Comentó que los ciudadanos deben de esperar un poco en lo que se concluyen las investigaciones, para determinar los daños y pagos de la empresa responsable.

“La Fiscalía participó con protección civil en la investigación y de ahí se determinará la aplicación de seguros o resarcimiento de daños tras tener un responsable”, dijo.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia