Conecta con nosotros

Tabasco

Existen 66 cirujanos plásticos ‘patito’ en Tabasco

Alerta el Colegio de especialistas que estos charlatanes se encuentran laborando en suelo tabasqueño sin contar con los conocimientos y exponiendo la vida de pacientes.

Publicada

en

1624 Visitas

TABASCO.-  El presidente del Colegio de Cirujanos Plásticos de Tabasco, Tirzo Augusto Aguilar, alertó a la ciudadanía que en la entidad se encuentran operando médicos esteticistas que han generado complicaciones en la salud de sus pacientes, después de realizarle intervenciones quirúrgicas.

A decir del cirujano plástico, estético y reconstructor, al menos 66 “cirujanos plásticos” se encuentran laborando en suelo tabasqueño, pero estos usurpadores de la cirugía plástica son ‘patitos’, pues gran parte de ellos realizaron cursos de medicina estética en tan solo seis meses en Veracruz en el periodo del gobernador Fidel Herrera.

MUEREN DOS POR AÑO

En los últimos cinco años, al menos 10 personas aproximadamente perdieron la vida por practicarse cirugías plásticas-estéticas con médicos no certificados en el territorio tabasqueño, así lo afirma el presidente del (CCPT).

“Aparte de eso el problema de salud que nos dejan es gravisimo”, aseveró. Algunos de los materiales que se utilizan para ejercer las intervenciones resultan ser aceites industriales, siliconas no calificadas, entre otros materiales no aptos para el cuerpo humano, los cuales pudieran generar la perdidas zonas del cuerpo humano.

Cárdenas, Centro y Comalcalco son los municipios donde asegura el medico se encuentran el mayor número de cirujanos no calificados en cirugía plástica.

EN LA CLANDESTINIDAD

Aguilar dijo que en Villahermosa se encuentra una clínica donde realizan estas cirugías, ubicada en Cerrada del Caminero, donde los pacientes después de unos días presentan efectos colaterales.

El presidente de los cirujanos menciona que la ley presenta un vacío legal, pues no existe tipificación que castigue la usurpación de profesión, así como también la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no cuenta con los suficientes inspectores para realizar verificaciones sanitarias.

De acuerdo con el cirujano plástico Marco Priego, en Tabasco proliferan charlatanes que inyectan polímeros que desencadenan graves enfermedades y hasta la muerte. “Les inyectan de todo, desde aceite comestible, aceite Johnson, aceite para carro. Los costos son baratos, por eso la gente acude a ellos. Por ejemplo, un injerto de grasa en los glúteos con un profesional, cuesta hasta 50 mil pesos, con un charlatan dos mil 500, pero con todas las implicaciones que trae”.

Una lipo casi la deja en la plancha: TESTIMONIO / TIRZO A. AGUILAR

Dicen que la belleza cuesta, y a un paciente casi le cuesta la vida, pues el presidente del Colegio de Cirujanos Plásticos de Tabasco, Tirzo Augusto Aguilar, atendió a una persona que se había realizado una abdominoplastia, pero el “medico” que lo intervino hizo un mal procedimiento y generó una herida que terminó en acceso pulmonar.

Con el tratamiento el paciente logró recuperarse, pero desembolso 500 mil pesos al hospital por la falta de capacidad del “cirujano plástico” que sigue operando en Villahermosa.

En otro caso, un tabasqueño viajó a la CDMX para inyectarse y tener unas piernas perfectas. Todo marchaba bien, pero de repente las piernas del paciente empezaron a inflamarse y la carne empezó a ser consumida por los líquidos inoculados; ahora solo trata de contener los efectos negativos.

A decir de Tirzo A. Aguilar, este tipo de prácticas se pueden evitar al verificar si el médico cuenta con los estudios necesarios en cirugía plástica, estética y reconstructiva.

La abdominiplastia es uno de los procedimientos más solicitados.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia