web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Evita tocarte tu rostro

Una de las recomendaciones para reducir el riesgo de propagación del coronavirus es evitar, en la medida posible, tocarnos la cara.

¿Por qué hay que evitar tocarse la cara durante la pandemia por co­ronavirus? Se sugiere a toda la población que, en la medida posi­ble, eviten tocarse la cara, puntual­mente hablando de los ojos, la na­riz y la boca.

El virus (COVID-19) se puede propagar de persona a persona a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca que salen des­pedidas cuando una persona infec­tada tose o exhala.

Y la infección no solo ocurre por el contacto directo entre las perso­nas; dichas gotas caen sobre ob­jetos y superficies donde el virus permanece activo. Cuando alguien entra en contacto con dichas su­perficies contaminadas, y luego se toca la cara, también puede ocurrir la infección.

En otras palabras, si la cara es una de las vías de ingreso del virus, es claro que merece una atención especial. Con esto, dis­minuimos el riesgo de que el vi­rus entre al organismo y ocasio­ne la infección.

Estas medidas se consideran eficaces, ya que han servido para reducir los riesgos en experien­cias pasadas con enfermedades infecciosas.

 

UTILIZA PAÑUELOS

Tener pañuelos desechables a mano para usar ante picazón de la cara, necesidad de frotarse la nariz, ojos, etcétera. Utilizar el pañuelo en vez de hacerlo con nuestros dedos y, seguidamente, desecharlo en la basura.

 

MANTEN LAS MANOS OCUPADAS

Esto con el objetivo de evitar comportamientos compulsivos, o bien puedes intentar entrelazarlas entre sí. A medida que estén ocupadas en otras actividades o en movimiento evitaremos el hábito de tocarnos la cara a cada rato.

 

CUIDADO AL ESTORNUDAR O TOSER

Cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato. De esta manera estaremos disminuyendo la cantidad de virus en nuestras manos.

 

EVITA LENTES DE CONTACTO

Las personas que usan estas lentillas, están en constante contacto con sus ojos, por lo que una buena opción es optar por dejarlos guardados por este tiempo y regresar a los lentes, con esta acción prevenimos el contacto directo.