Conecta con nosotros

Vivir Bien

Evita el desperdicio de agua en casa

Este vital líquido es un recurso fundamental para la salud del ser humano y del planeta. El cambio climático y el consumo excesivo de este recurso está afectando tanto a la cantidad como a la calidad de agua en la tierra.

Avatar

Publicada

en

8925 Visitas

El agua es un recurso fundamen­tal para la vida y cubre cerca del 80% de la superficie del planeta. Sin embargo, es limitado y cada vez son más los problemas en diferen­tes partes del mundo derivados de la escasez del agua. Cerrar el grifo cuando no se use o asegúrate de que los grifos cierran bien y no hay fugas, son algunas las recomenda­ciones sobre cómo ahorrar agua en casa.

El ser humano necesita del agua para vivir, pero también para llevar a cabo una serie de actividades co­mo bañarse, limpiar, cocinar…etc. En ocasiones, en algunas de estas ruti­nas que practicamos día a día, nos olvidamos de la importancia de aho­rrar agua para evitar así un malgasto de un recurso tan valioso cuyo des­pilfarro puede suponer un problema ambiental mayor.

Ahorrar agua supone evitar un consumo excesivo de ésta con el fin de proteger el medio ambien­te y mitigar los efectos del cambio climático en el planeta. Un consumo sostenible del agua es una respon­sabilidad de todos y, a través de pe­queños gestos, podemos colaborar a reducir su despilfarro.

 

 

SÉ CONSCIENTE

Siempre que vayas a usar el agua para cualquier cosa, bañarse en una piscina, en un río o en el mar… trata de pensar que eres de los afortunados en el mundo que dispones de acceso al agua y que debes hacer un uso sostenible de la misma y solo utilizar la necesaria.

 

CIERRA EL GRIFO

Mientras te lavas los dientes, te afeitas o te enjabonas las manos… y si lavas los platos a mano, usa barreños y no lo hagas con el grifo abierto.

 

EL INODORO NO ES UNA PAPELERA

Cada vez que usamos la cisterna del inodoro gastamos entre 9 y 10 litros de agua…a veces, para arrastrar solo una colilla o un papelito. Pon una papelera en el baño y úsala.

 

FUGAS NO

Arregla las fugas de agua. Los grifos que gotean pueden llegar a gastar en un año 11 mil litros al año, fugas en la cisterna del inodoro pueden suponer más de 100 litros de agua al día.

 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Es bueno beber agua mientras comemos?

tabascohoy.com

Vivir Bien

Ayuda a los jóvenes a enfrentar pérdidas

Espacio para expresar sentimientos y respeto a sus reacciones emocionales es lo que ellos desean, y nosotros lo que deseamos es acompañarlos.

Avatar

Publicada

en

6258 Visitas

Rompimientos, eventos vividos en desastres naturales, cambios en las relaciones. Es esencial comunicarnos con los menores sobre temas como las pérdidas afectivas, la autoestima.

Espacio para expresar sentimientos y respeto a sus reacciones emocionales es lo que ellos desean, y nosotros lo que deseamos es acompañarlos.

¿Qué es comunicar? Los adultos deseamos que los chicos nos expresen en palabras lo que les pasa, sin darnos cuenta de que a esta edad (y a todas las edades, pero en la adolescencia más) la comunicación se da de una y mil formas más: las imágenes, la música, dibujando, compartiendo algún deporte, ahí la oportunidad de contactar con lo que siento y con la mente inconsciente es mayor.

Sentarnos juntos a dibujar mándalas y a platicar, tocando de manera indirecta temas sensibles como separación de los padres, vivencias durante el temblor y/o el huracán y/o cualquier desastre natural vivido.

Escuchar música y estar ahí acompañando, respirando, estando.

El arte de escuchar su silencio es la fórmula mágica para la palabra verdadera. Amarlo para construir más allá de las palabras, con la comunicación indirecta, metáfora de lo que yo siento, siempre de forma positiva.

Aun cuando él y la adolescente no te hablen, te está escuchando, te está mirando y está aprendiendo. La clave: acompañar y saber escuchar su silencio.

tabascohoy.com

Continuar leyendo

Vivir Bien

12 razones por las que los perros ladran

Antes de reprender a tu perro cuando ladra conviene saber por qué lo hace para entenderlo mejor y ayudarlo si fuera necesario.

Avatar

Publicada

en

8197 Visitas

Los perros son considerados los animales de compañías más fieles, y existen de todo tipo de razas, algunos son más escandalosos que otros pero todos tienen algo en común: su nobleza.

Antes de reprender a nuestro perro cuando ladra conviene saber por qué lo hace para entenderlo mejor y ayudarlo si fuera necesario el caso.

Lo patológico es el ladrido compulsivo y sin un sentido práctico real y ése es un signo clínico importante de que algo funciona mal y que debe ser tratado, lo normal, lo fisiológico debe ser respetado y comprendido.

A continuación te damos a conocer algunas de las circunstancias en las que un perro ladra y no debería ser reprimido:

1- Para comunicarse

El ladrido, si bien no es la forma más importante de comunicarse por parte del perro, sí es la elegida por el ser humano para hacerlo.

 

2- Por miedo
Es muy frecuente y, acompañado por otros signos corporales, es una manera de manifestar la presencia de una amenaza y de pedir ayuda a su manada.

 

3- Como invitación al juego

Resultan normales el ladrido y el gruñido a modo de solicitar participación en un juego.

 

4- En la caza

Los perros genéticamente seleccionados para la cacería, en algunos casos, ladran para avisar a los otros perros o al cazador.

 

5- Para avisar por alarma

El perro está ejerciendo la función para la que ha sido seleccionado, ladrando ante cualquier estímulo externo. Simplemente está avisando.

 

6- Por separación del tutor

Los perros, al ser animales gregarios y sociales, no quieren estar solos y reclaman compañía a través del ladrido.

 

7- Ladrido reforzado por el propietario

Si cuando nuestro perro ladra le prestamos atención, reforzaremos esa conducta efectiva y tenderá a repetirse.

 

8- Por demanda de atención

El ladrido para llamar la atención frente a una demanda concreta normalmente es reforzado y por eso se repite.

 

9- Ladrido territorial

Cualquier perro ladra como un modo de defender su territorio o sus pertenencias.

 

10- Por frustración

Del mismo modo que los bebés lloran o hacen berrinches cuando no alcanzan algo, los perros ladran en la misma circunstancia.

 

11- Por dolor

El dolor también puede manifestarse con el ladrido.

 

12- Como conducta repetitiva

El ladrido puede convertirse en la única salida al estrés y muchos perros en situaciones extremas de confinamiento inadecuado ladran de manera repetitiva y monótona, como deshaciéndose de la ansiedad que el momento y la circunstancia les causa.

 

 

Te puede interesar:

Aprende a mejorar la iluminación en casa

 

Tabasco Hoy

Continuar leyendo

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia