Conecta con nosotros
15 vistas -

Disonancias

Evidencias empíricas (Yo tengo otros datos)

Publicada

en

Luego de contener la risa por el anuncio con bombo y platillo de Raymundo Riva Palacio de que sacaría su columna basándose en “evidencias empíricas”, procedo a responder, no solo con “evidencias empíricas”, sino con evidencias TANGIBLES, REALES.

Es claro el dolor de la pérdida, el que el moche y chayote estén totalmente suprimidos a la prensa que antes estuvo como tapete y guarda de la honra de los ineptos expresidentes, según una lista retomada por Forbes de la publicación original del periódico Reforma del 23 de mayo de 2019 y en la que se encuentran López Dóriga (más de 251 mdp); Krauze (144 mdp); Beteta (74 mdp); Pagés (57.2 mdp); Adela Micha (24 mdp) y por supuesto, el maestro del empirismo, el señor Rivapalacio o Riva Palacio, dijo entonces que se trataba de una campaña para desacreditar periodistas. Sin negar por supuesto la existencia del ingreso registrado y obtenido SOLAMENTE del sexenio de Peña Nieto, el “señor empirismo”, ahora dice tener en su cabeza las pruebas de que se construye un fraude y que quedará un títere morenista en el próximo sexenio.

Muy seguro está el director del periódico Eje Central en sus dichos, tal vez ha sacado una bolita mágica para asegurar, “empíricamente hablando”, que la voz del pueblo no será escuchada, que no hay ni libertad, ni democracia, ni sufragio efectivo y que, como en las épocas gloriosas en que hacía fila para saludar al presidente en turno en Los Pinos, habrá un nuevo “tapado”, un nuevo delfín, que será quien gobierne como en la época porfirista, o si nos venimos más cerca, como lo quiso hacer Carlos Salinas y como por supuesto lo han hecho muchos gobernadores.

Destilan miedo más que odio. Con las puertas de las arcas cerradas, la prensa ultra pretende convencer de lo que a su criterio es inevitable, un títere, dicen.

Con el país estable, el peso resistiendo ante pandemia y guerra y sin dejar de lado los múltiples problemas que aún tenemos, es claro que muchos votaremos por quien nos garantice una continuidad, pero así, democráticamente. Se olvida el señor Riva empírico, que el pueblo existe y que su voz ya no es la de antes, que la politización es cada vez mayor y que, cuanto más denuestan al gobierno más lo ensalzan porque es imposible tapar lo que con hechos y no con empirismo se demuestra cotidianamente.

En su artículo habla también de dictadura, ¡qué mala memoria!, México sí tuvo dictadura y no una, sino varias, me he cansado de documentar los asesinatos, las desapariciones, el miedo a salir a la calle, los garrotazos a manifestantes, los medios cerrados, cooptados y comprados con los que los gobernantes pasados nos han “gobernado”, los despojos, las matanzas, las violaciones, los encarcelados…

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia