web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Los inmuebles históricos fueron dañados durante las manifestaciones en exigencia a justicia de caso Giovanni.

Jalisco

Evalúan los daños de los monumentos dañados durante manifestaciones en Guadalajara

Los restauradores y especialistas del INAH realizaron el primer levantamiento, con el cual registraron daños de distintos niveles en cuatro edificios históricos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) evaluó los daños registrados en varios inmuebles del Centro Histórico de Guadalajara, Jalisco, los cuales se causaron en las manifestaciones para exigir justicia en el caso del homicidio de Giovanni López a manos de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos.

Los restauradores y especialistas del INAH realizaron el primer levantamiento, con el cual registraron daños de distintos niveles en cuatro edificios históricos: la Catedral de Guadalajara, con 48 pintas; el Museo Regional de Guadalajara, con una pinta; el edificio conocido como La Recaudadora, también con una pinta, vidrios y mobiliario dañados; así como el Palacio de Gobierno, que concentró las mayores afectaciones.

“En el Palacio de Gobierno se identificaron 405 pintas, hechas con pintura vinílica y con aerosoles, en una superficie de 810 metros cuadrados. Asimismo, se registraron daños, en su mayoría tallas, golpes y pintas, en las cinco puertas históricas que circundan al edificio, algunas de ellas con vitrales en sus partes superiores, y con maderas que datan de entre los siglos XVIII y XIX”, detalló el INAH.

También se atenderán, con base en criterios científicos, dos candiles, los marcos y las ventanas del segundo piso del inmueble; diversos objetos de herrería de la planta baja, los cuales deberán ser reajustados.

También se trabaja en la elaboración de un dictamen pericial el cual será entregado a la Fiscalía General de la República (FGR).

“El INAH y su oficina de representación en Jalisco iniciarán el diálogo y la coordinación con las aseguradoras que cubren cada edificio histórico y con el gobierno estatal, para atender los daños en los edificios bajo su resguardo: el Palacio de Gobierno y La Recaudadora”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Después de que se conceda licencia de atención a la autoridad jalisciense, se ahondará en la naturaleza y la tipología de los elementos históricos y sus respectivos daños, para elaborar los planes y calendarios de intervención.

De acuerdo con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, la cual protege a los inmuebles patrimoniales, las afectaciones tienen que ser atendidas bajo la supervisión del INAH, hasta recuperar su funcionalidad y estética.

Con información de Publimetro.

Te puede interesar