Conecta con nosotros
255 vistas -

Tabasco

Estrangula Sedatu otra vez al malecón

Comerciantes aseguran que su economía se diezmará con nuevo cierre que hizo en plena temporada navideña.

Publicada

en

A solo días que inicie la temporada decembrina, periodo de mayores ventas para comerciantes; un nuevo cierre de avenidas en el centro de la ciudad los ha puesto en jaque, y temen irse a la quiebra.

Esto derivado de los trabajos de remodelación que realiza la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), sobre el malecón Carlos A. Madrazo Becerra y que arrancaron desde el pasado 18 de abril con cierres sectorizados a lo largo del bulevar, impactando a más de 2 mil establecimientos en la zona.

Desde las seis de la mañana de ayer la compañía a cargo de la obra, amplió el cierre del malecón en el cruce con cuatro avenidas como: Gregorio Méndez, Andrés Sánchez Magallanes, Lino Merino y Pedro Fuentes sin embargo, el bloqueo a la circulación se hizo desde Constitución.

Esto provocó inconformidad entre comerciantes ubicados en las mismas arterias y dentro del polígono que fue cerrado a la circulación, pues segura que impide el paso de clientes y en con secuencia sus ventas se pueden desplomar, lo que a corto plazo podría llevarlos a la quiebra.

PANDEMIA Y CIERRES

José Luis Mena es el propietario de ‘Impermeabilizantes Ecológicos’, ubicado sobre la avenida Gregorio Méndez, tras el paso de a pandemia se vio obligado a la adquisición de un préstamo con el banco por 300 mil pesos, para suministro y solventar gastos como rentas del inmueble, pero ahora su futuro es incierto ante las nuevas medidas de cierre de circulación que le afecta directamente.

“Estamos entre malecón y constitución, justo donde cerraron el paso y ahora nos afecta demasiado, las pérdidas son enormes y nadie las vez, sólo el comerciante que tiene que pagar renta, personal taza de interés a los bancos cuando estamos financiados, por eso terminamos cerrando”. dijo.

Al reclamo se sumó Irene Isabel Mendoza, dueña de Cerámicas La Esmeralda del Sureste, quien se mostró preocupada y temerosa al mismo tiempo, pues segura que si sus ventas vuelven a caer, no cree poder reponer las pérdidas y no le quedara más remedio que el cierre de su negocio.

“La renta, la luz, empleados y gatos generales, definitivamente nos vamos a la quiebra, nos esta afectando mucho, apenas acabamos de salir de la pandemia y tratamos de recuperaron ahora con las ventas de diciembre, y nos encontramos con este cierre”.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia